EEUU cubrirá 80% de demanda mundial de petróleo

157

El crecimiento de la producción de petróleo de Estados Unidos, Brasil, Canadá y Noruega puede mantener al mundo bien abastecido, más que satisfacer el crecimiento de la demanda mundial de petróleo hasta 2020, pero se necesitarán más inversiones para aumentar la producción luego de eso, según la más reciente publicación anual de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por su sigla en inglés).

En los próximos tres años, dijo, solo Estados Unidos cubrirá el 80% del crecimiento de la demanda mundial, con Canadá, Brasil y Noruega, todos miembros de la familia IEA, capaces de cubrir el resto, de acuerdo con Oil 2018, el plan quinquenal de la IEA.

Pero el informe encuentra que, a pesar de la caída de los costos, se necesitarán inversiones adicionales para estimular el crecimiento de la oferta después de 2020. La industria petrolera aún no se ha recuperado de una caída sin precedentes de dos años en la inversión en 2015-2016, y la IEA ve poco aumento en los gastos previos fuera de los Estados Unidos en 2017 y 2018.

Impulsada por el crecimiento económico en Asia y una industria petroquímica en aumento en los Estados Unidos, la demanda mundial de petróleo aumentará en 6.9 mb/d para 2023 a 104.7 mb/d, según la Agencia.

Agregó que China sigue siendo el principal motor del crecimiento de la demanda, pero las políticas más estrictas para frenar la contaminación atmosférica frenarán el crecimiento. La creciente penetración de autobuses eléctricos y camiones de GNL tendrá un mayor impacto en la reducción del consumo de combustibles para el transporte que la electrificación de vehículos de pasajeros.

En los Estados Unidos, las normas de ahorro de combustible para los automóviles de pasajeros frenarán la demanda de gasolina y el crecimiento provendrá del sector petroquímico, que está prosperando gracias al etano de bajo costo, proyecta la entidad en su informe.

La nueva capacidad mundial de petroquímicos representará el 25% del crecimiento de la demanda de petróleo para 2023. Mientras tanto, una nueva norma de combustible marino con menor contenido de azufre que entrará en vigor en 2020 está creando incertidumbre en el mercado.

Se prevé de parte de la Agencia que la capacidad mundial de producción de petróleo crecerá en 6,4 mb/d para alcanzar los 107 mb/d en 2023. Gracias a la revolución de la lutita, los Estados Unidos lideran la situación, con una producción total de líquidos cercana a los 17 mb/d en 2023, desde 13.2 mb/d en 2017. El crecimiento está liderado por la Cuenca del Pérmico, donde se espera que la producción se duplique para 2023.

Como resultado de las nuevas inversiones en ductos y otras infraestructuras que alivian los cuellos de botella actuales, la capacidad de exportación de crudo de los Estados Unidos llega a casi 5 mb/d en 2020 y Corpus Christi solidifica su posición como principal salida de petróleo crudo de América del Norte.

Prácticamente todo el crecimiento de la producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) proviene de Medio Oriente.

La IEA advirtió que, en Venezuela, la producción de petróleo se ha reducido en más de la mitad en los últimos 20 años, y se prevé que las disminuciones se aceleren.

La fuerte caída de la producción en Venezuela compensará las ganancias en Irak, lo que resultará en un crecimiento de la capacidad de crudo de la Opep de solo 750,000 barriles por día para el 2023. A menos que haya un cambio en los fundamentos, el colchón de capacidad de repuesto global efectivo caerá a solo 2.2% de la demanda para 2023, el número más bajo desde 2007.