PIB de China crecería 6,5 % este año

87

China intensificó su presión para frenar el riesgo financiero, recortando su objetivo de déficit presupuestario por primera vez desde 2012 y estableciendo un objetivo de crecimiento de alrededor del 6,5 %.

El objetivo de déficit, publicado el lunes cuando el primer ministro Li Keqiang entregaba su informe anual al Congreso Nacional del Pueblo en Beijing, se redujo a un 2,6 % del Producto Interno Bruto (PIB) desde un 3 % en los últimos dos años.

Un PIB 6,5 % es coherente con la promesa del presidente Xi Jinping de ofrecer una sociedad “moderadamente próspera” para 2020.

Los responsables políticos abandonaron un objetivo para el crecimiento de la oferta de dinero, diciendo que se espera que se expanda a un ritmo similar al del año pasado. Las autoridades reiteraron que la política monetaria se mantendrá neutral este año y que garantizarán la liquidez de manera razonable.

Xi ha incrementado su impulso para frenar el riesgo de la deuda, la contaminación y la pobreza en un momento en que la segunda economía más grande del mundo está en una desaceleración del crecimiento a largo plazo. Sus esfuerzos por controlar el gasto contrastan con la expansión histórica del endeudamiento estadounidense bajo Donald Trump durante un período de expansión económica.

Las metas para 2018 “sugieren un crecimiento más lento y un freno fiscal”, dijo Callum Henderson, director general para Asia-Pacífico del Grupo Eurasia en Singapur. Agregó que lo anterior tiene sentido para China en el contexto del nuevo enfoque en la reducción de riesgos financieros, pero es una buena noticia para las economías que tienen una gran exposición a China.

En medio del impulso del desapalancamiento y las tensiones comerciales con la administración Trump, el pronóstico para el año entrante es de 6,2 %.

“Mejoraremos el mecanismo de transmisión de la política monetaria, utilizaremos mejor la relación de reserva diferenciada y las políticas de crédito, y alentaremos a que fluyan más fondos hacia las pequeñas y microempresas, la agricultura, las zonas rurales, los residentes rurales y las zonas pobres, y hacia una mejor servir a la economía real “, señaló Li en un reporte.

El gasto para frenar la contaminación aumentará un 19 % a 40.500 millones de dólares a medida que las autoridades se esfuerzan por lograr un mayor progreso en uno de sus objetivos clave, indicó.

Por otro lado, el crecimiento será apoyado por 800 mil millones de yuanes de recortes de impuestos para empresas e individuos, mientras que el uso de bonos de propósito especial priorizará el apoyo a los proyectos locales en curso para que progresen de manera constante, reportó el Ministerio de Finanzas, citado por Bloomberg.

Aun así, el déficit fiscal aumentado, que incluye vehículos de financiamiento del gobierno local y otras actividades fuera del balance general, seguirá siendo expansivo en alrededor del 10 % del PIB este año, estima Liu Li-gang, economista jefe de China en Citigroup Inc. en Hong Kong. Está debajo de la estimación del Fondo Monetario Internacional de 12,6 % el año pasado.