Menor inflación permite maniobrar mejor la política monetaria: Codirector Hernández

265

Los datos recientes de inflación indican que se acerca a la meta de largo plazo del emisor de entre 2 % y 3 %. Ese buen desempeño permite maniobrar mejor la política monetaria, al parecer indicar una tendencia a la baja, comentó el codirector del Banco de la República, Gerardo Hernández, durante el Seminario Macroeconómico de Anif en Medellín.

“La política monetaria ha abonado el terreno para la recuperación de la economía (…) una reducción de la tasa de intervención tendría mayor efecto este año”, afirmó. Agregó que es fundamental la prudencia en la política monetaria para consolidar el ajuste exitoso.

En febrero, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se situó en 3,37 %, por debajo de lo esperado por el mercado.

El resultado del indicador se explica porque los ajustes ya concluyeron en 2017, “de forma ordenada”: una depreciación de casi un 90 % en la tasa de cambio, que se mantiene estable desde 2016, y la reforma tributaria por la caída en los precios del petróleo.

“La indexación y efecto del aumento del IVA son menores en 2018”, precisó.

Hernández también destacó un ajuste en el déficit de la cuenta corriente de -3,3 % del PIB en 2017. En años anteriores, la inflación venía subiendo casi un 9 % y el déficit de cuenta corriente estaba cercano a un -6 %.

Los datos también van de la mano con las expectativas del mercado de una inflación por debajo de 3,5 % y de 4 % en 2018, como indican los analistas consultados por el banco central.

Advirtió que los resultados de marzo serán cruciales: si siguen bajando, indicarían que el efecto del IVA está desapareciendo.

No obstante, advirtió que persiste el riesgo de un rebote de los precios de alimentos que lleve a que la inflación aumente.

Por último, dijo que la inestabilidad del flujo de capitales es el mayor riesgo macroeconómico en lo que resta del año en el país.

“La caída de activos financieros en febrero, con una enorme volatilidad, ha ido atenuándose”, mencionó.

El codirector advirtió que hay canastas (dentro de la inflación) que siguen estando altas, “por eso no podemos cantar victoria”.