EE. UU. impone aranceles a China por US$60 mil millones

104

 

Aranceles a importaciones chinas por 60 mil millones de dólares fueron anunciados por el presidente Donald Trump, mientras las bolsas se desploman con caídas cercanas al 2 % en Europa y Wall Street.

El mandatario cumple entonces con las amenazas que temían los inversionistas, acusando a Pekín de obligar a las empresas estadounidenses a entregar sus secretos comerciales (robo de tecnología).

Gravará las importaciones de determinados bienes procedentes del país asiático. La medida tendrá efectos sobre unos 1.300 productos, que representan el 10% de todas las exportaciones de China a EE. UU.

Durante el discurso que siguió a la firma del memorando dirigido “a la agresión económica china”, en virtud de la Ley de Comercio de 1974 de Estados Unidos, Trump declaró que los aranceles referidos “podrían ser solo una fracción de lo que estamos hablando”.

En los próximos quince días se conocerá los bienes se gravarán por estos aranceles (25 % al acero importado y 10 % al aluminio).

También será importante prestar atención a la respuesta de China a las medidas proteccionistas de Trump. Pekín podría estar preparando represalias con aranceles propios centrados en exportaciones de soja, sorgo y cerdos vivos, causando un círculo vicioso de represalias crecientes.

La Casa Blanca confirmó la acción antes del anuncio oficial de Trump, y aseguró que el presidente pedirá a su equipo demandar a China ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por supuestas violaciones de leyes comerciales.

Antecedentes

En agosto del año pasado, Trump había firmado un memorando ordenando la apertura de una investigación para conocer si las prácticas de China en materia de “propiedad intelectual” dañan a las empresas de EE. UU.

“Protegeremos los derechos, patentes, marcas registradas, secretos comerciales y otra propiedad intelectual que es tan importante para nuestra prosperidad y seguridad”, aseguró Trump en el acto de firma realizado en la Casa Blanca.

El represente comercial del país Robert Lighthizer afirmó que Estados Unidos enfrenta un “problema muy serio”, porque “supuestamente las políticas industriales chinas y otras prácticas han forzado la transferencia de tecnología vital estadounidense a compañías chinas”.

De otro lado, las exportaciones de acero y aluminio procedentes de la Unión Europea se beneficiarán de exenciones en relación con los aranceles anunciados por la Casa Blanca, según mencionó Lighthizer ante un comité del Senado de EE. UU.

Fuente: Voz de América y Eleconomista.es.