Junta del BanRep tendrá en cuenta fuerte caída de inflación en marzo

173

En una presentación en Bogotá, el codirector del Banco de la República, José Antonio Ocampo, aseguró que la economía colombiana ha mejorado en los meses recientes, pero advirtió que su recuperación “todavía es lenta e inferior al crecimiento potencial”.

De acuerdo con sus datos, en el país ya terminó la desaceleración de la demanda y del crecimiento económico que fue generada por el choque petrolero vivido en los dos últimos años.

Al respecto señaló que “el consumo de los hogares ha sido débil (aunque   con algunas señales de reactivación”, mientras que el crecimiento esperado en 2018 (2,7%) es inferior al potencial.

Agregó que los indicadores de empleo urbano se han deteriorado en los últimos meses, pese al lento crecimiento de la fuerza de trabajo, pero han sido compensados en parte por el empleo rural que ha reportado mejores cifras.

Sobre la inflación, el funcionario dijo que en Colombia tuvo una tendencia positiva durante el 2017 y “más aún en el primer trimestre de 2018”.

La política monetaria ha jugado un papel en estos resultados, añadió el codirector.

Ocampo destacó que la “fuerte reducción de inflación es un criterio que tendrá en cuenta la Junta en su próxima decisión” de tasas de interés que se llevará a cabo el 27 de abril.

La inflación -dijo- ha absorbido ya los tres choques adversos que fueron el año pasado la fuerte devaluación, los efectos del Fenómeno de El Niño y el aumento del IVA.

Sobre ello resaltó el codirector que la inflación entró en el rango del 2‐4% en enero pasado y “ya está muy cerca a la meta del 3%” del banco central.

El fuerte descenso hasta julio de 2017, asociado a los precios de los alimentos se revirtió ligeramente en los últimos meses del año, pero se reinició en enero, advirtió el miembro de la Junta del emisor.

Y dijo que “la inflación básica repuntó ligeramente en noviembre y diciembre después de año y medio de disminución, pero se redujo nuevamente en el primer trimestre del año”.

En su opinión, la “política monetaria ha pasado de contraccionista a ligeramente expansionista”, en tanto que las tasas de interés comerciales, hipotecarias y el DTF han seguido esa tendencia, pero no así las de consumo.

En cuanto a tasas de interés añadió que el crédito “no muestra todavía una reactivación clara, la tasa de cambio es competitiva, aunque ha tenido una tendencia a la revaluación a comienzos de 2018, mientras que la política fiscal tiene un efecto contraccionista”. “El ajuste debe continuar para cumplir la regla fiscal. Los ingresos fiscales petroleros serán un alivio en 2018”, aseguró.

Por otro lado, dijo que el sector exportador debe jugar papel crítico para estabilizar la balanza de pagos y ayudar al crecimiento económico.

“Más allá del aumento de los precios del petróleo, la recuperación exportadora está en marcha, pero todavía es insuficiente”, aseguró.

Es necesario enfocar la atención de la política económica en garantizar un gran impulso y una diversificación de las exportaciones, dijo al tiempo que agregó que “el déficit externo se ha reducido significativamente y está ampliamente financiado, en tanto la inversión extranjera ha seguido teniendo un comportamiento positivo, apoyada en 2017 por la reactivación de la inversión en petróleo y minería”.