Ultraserfinco ajustó recomendaciones bancarias

149

El sector bancario mostrará un mejor comportamiento hacia el segundo semestre de este año, por el cese de la temporada electoral y las mejores perspectivas de la economía, con un Producto Interno Bruto (PIB) creciendo 2,5 % este año y 3,2 %, el año entrante, indicó Ultraserfinco.

No obstante, 2018 “se perfila como un año retador para ese segmento, como muestran los primeros datos de la Superintendencia Financiera de Colombia”, señaló.

La comisionista prevé un crecimiento de la cartera de créditos de entre el 9 % y el 11 % en los próximos dos años, lo cual vendría acompañado de mejores niveles de costo de crédito, así como una mejor calidad de los activos.

Lo anterior les permite pronosticar una mejor perspectiva para los bancos del país.

Ultraserfinco elevó la recomendación de Bancolombia a ‘mantener’ desde ‘subponderar’, con un nuevo precio objetivo de 32.100 pesos desde 28.450 pesos para los títulos preferencial y ordinario, luego de incorporar los recientes resultados y ajustar de forma favorable su pronóstico 2018-2020 de eficiencia del banco —donde los recortes de costos soportan una mejor rentabilidad sostenibles en el mediano y largo plazo—.

Precisó que el management ha sido enfático en los desarrollos tecnológicos encaminados a la automatización de procesos que permiten la reducción de costos.

Así mismo, estima que el costo de riesgo y la calidad de los activos alcanzaron su punto de mayor deterioro durante 2017, por lo cual su recuperación, aunque gradual, permitirá alcanzar indicadores de mayor rentabilidad.

Por volumen de cartera, el banco cuenta con una participación cercana al 26 % en Colombia y es la compañía de mayor participación en el principal índice accionario del país.

Sin embargo, 2018 sería un año de niveles de provisiones históricamente altos. Las constantes dificultades que afrontan naciones como El Salvador y Guatemala reducen la capacidad de Bancolombia de alcanzar crecimientos de cartera más significativos.

Por otro lado, la mayor capacidad que tiene Grupo Aval de contener parcialmente las reducciones en el margen de intermediación, a pesar de la política monetaria expansiva que “ha venido implementando y que esperamos que continúe el Banco de la República en 2018”, llevó a la comisionista a reiterar su recomendación de ‘mantener’, y a ajustar su precio objetivo para los títulos preferencial y ordinario (1.280 pesos desde 1.250 pesos).

La reactivación de los proyectos 4G, bajo una regulación más robusta debido a los ajustes a la ley de infraestructura, repercutiría de manera favorable en el crecimiento de la cartera comercial de Aval, “que estimamos crecerá entre el 8 % y 12 % durante 2018 y 2019 y en el avance de los proyectos de Corficolombiana”.

El banco reduciría sistemáticamente la morosidad en alrededor de 20 puntos básicos año a año hasta 2021.

De los tres principales grupos bancarios colombianos, el Grupo Aval es el que presenta una menor exposición a los Sistemas Integrados de Transporte Masivo, con 450 mil millones de pesos, “lo cual lo ubica en una mejor posición frente a Davivienda y Bancolombia en el evento que el deterioro de estas carteras continúe durante los próximos trimestres”.

Finalmente, elevó su recomendación para Davivienda a ‘sobreponderar’ desde ‘mantener’, con un ajuste del precio objetivo para el título preferencial de 33.700 pesos desde 33.500 pesos. Considera a Davivienda como el banco colombiano con mayor potencial de valorización, soportado por una eficiencia y márgenes de intermediación superiores a los de sus pares, lo cual ha sido una constante en la historia reciente de la entidad.

“Davivienda continúa siendo nuestro activo favorito del sector bancario”, mencionó.

De igual manera, dijo que con un portafolio de cartera más diversificado, “su exposición a la modalidad comercial es menor, lo que estimamos podría beneficiar la calidad de sus activos”.

Lo anterior mitiga el débil desempeño que ha mostrado recientemente la cartera comercial, modalidad que se expandió apenas 3,3 % en Colombia durante 2017, mientras que la cartera hipotecaria fue la de mayor crecimiento con un 11,38 % anual; “tendencia que estimamos se va a mantener en el corto plazo”.

Fue el único banco al que S&P le mantuvo su calificación crediticia.

Política monetaria

La política monetaria expansiva del emisor aún no muestra importantes niveles de transmisión, afirmó Ultraserfinco.

Esto se atribuye “a que las entidades bancarias han apretado los volúmenes de crédito irrigados a la economía, dado que el riesgo de crédito y el deterioro de las carteras han mostrado aumentos significativos durante los últimos meses, en parte impulsados por eventos puntuales como Ruta del Sol II, los problemas financieros de Electricaribe y más recientemente los problemas estructurales y financieros que afrontan los sistemas integrados de transporte del país”, agregó.

Los tres bancos a los que realizó cobertura tienen exposición.

Sin embargo, si gana un candidato pro-mercado, el segundo semestre del año y el 2019 podrían mostrar impulsos adicionales de confianza del sector financiero del país.