BNP Paribas recomienda reformas a salud y a pensiones en Colombia

173

El banco francés BNP Paribas aseguró que la relajación de las metas fiscales de Colombia dará lugar a un ciclo negativo del componente de 0.7 puntos porcentuales (pp) del PIB por año, en promedio, para ponderar el presupuesto hasta entonces 2025.

Las cuentas del sector público han mejorado últimamente, dijo el banco.

Este año, un impulso de 0,8pp del PIB por los ingresos petróleos (incluido el dividendo sorpresivo de Ecopetrol), más un 0.3pp de los resultados del año pasado, debería hacer que sea fácil alcanzar el objetivo del 3.1% de PIB como déficit fiscal.

Para 2019-20, sin embargo, BNP considera que las metas anteriores implicaban una reducción del déficit de casi un punto porcentual del PIB por año, “que era difícil de alcanzar”.

“En ese sentido, los nuevos números hacen que la regla fiscal sea más factible, especialmente en los próximos años”, cita el informe sobre Colombia.

Una vez dicho esto, BNP advierte que este movimiento en las metas levanta “una bandera amarilla” en el sentido de que podría ejercer presión y reducir la urgencia percibida de las reformas estructurales”.

El año pasado, como se sabe, el Congreso amplió las provisiones de gastos en el presupuesto a medida que las proyecciones de ingresos mejoraron.

Para el banco francés, los nuevos objetivos aún implican una trayectoria descendente de la relación deuda sobre el PIB y, por lo tanto, “no esperamos ninguna implicación sobre la calificación crediticia, por ahora”.

Con el cambio anunciado la semana pasada, BNP asegura que las críticas anteriores de las agencias en cuanto a que el país tenía objetivos “inviables” deberían atenuarse.

El llamado modelo de calificación “justo” de BNP Paribas pone a Colombia cómodamente en BBB, al considerar las implicaciones fiscales de la nueva regla.

Aunque permite déficits más amplios, el logro de nuevos objetivos dependerá de la orientación de la política.

Los funcionarios actuales (y los que lleguen pronto) deben llegar a un compromiso sobre las reformas y el manejo de los temas fiscales, al tiempo que busquen reducir la vulnerabilidad de los componentes cíclicos del presupuesto.

La reforma de la seguridad social se considera, por parte de la entidad financiera, la clave para evitar que la dinámica de la deuda se deteriore.

Colombia sufrirá un gran cambio demográfico en pocos años, haciendo que el sistema actual sea insostenible y desafiando los objetivos de déficit estructural (visto en el 1% del PIB).

Así mismo, reducir los subsidios de pensión y aumentar las edades mínimas para la jubilación son cruciales, consideró en su reporte.

En cuanto a la política monetaria, dijo, las implicaciones no son sencillas. El escenario descrito para el crecimiento es sustancialmente más pesimista que lo que ve el banco central con una brecha de producción que se cierra en 2019.

En todo caso, concluyó que esto colocaría a la ruta de recuperación descrita por el canco central en peligro, aumentando la necesidad de una postura de estímulo, pero los pronósticos varían dentro de la junta.

 

 

Foto de portadas: delitosfinancieros.org