EPM supera nueva emergencia en HidroItuango

269

Poco antes del mediodía de hoy se presentó una obstrucción temporal en el caudal que estaba siendo evacuado por la casa de máquinas del proyecto hidroeléctrico Ituango.

Esa obstrucción duró alrededor de dos horas y media, afirmó el gerente de Empresas Públicas de Medellín (EPM), Jorge Londoño de la Cuesta, durante una rueda de prensa.

Como medida de precaución y alerta, se ordenó la evacuación de todas las personas aguas abajo del proyecto.

La obstrucción parece haber desaparecido, de esta manera, el agua ya está fluyendo por la casa de máquinas que no colapsó como se especuló en algunas versiones del hecho.

El personal técnico evalúa la posibilidad de reactivar las labores en el llenado de la presa en las próximas horas.

“Nuestro interés primordial es realzar la presa siete metros del nivel actual, por si las aguas alcanzan la cresta del embalse” y, así, puedan circular a través del vertedero.

Aunque no se presentó ninguna víctima, pues solo cuatro trabajadores tuvieron heridas leves, “estamos en máxima alerta”, dijo.

Añadió que no tiene la certeza definitiva de que el fenómeno se vuelva a presentar en las próximas horas o días.

Londoño de la Cuesta anunció que la máxima alerta se extiende a las poblaciones de los municipios bajos de los departamentos Sucre, Córdoba y Bolívar, “previendo el peor escenario posible, como un desbordamiento de la presa que los afecte” para estar preparados.

Por su parte, desde el Puesto de Mando Unificado que se lleva a cabo en Bogotá, en donde se evalúa y se hace seguimiento a la contingencia presentada en la obra del proyecto Hidroituango, se ratificó la orden de evacuación preventiva emitida por EPM.

Esa alerta cobija a las comunidades que habitan la zona de influencia del río Cauca, tales como Valdivia, Puerto Valdivia, Cáceres, Tarazá, Nechí, Caucasia en Antioquia.

Además, las zonas bajas de San Benito Abad, Caimito y Guaranda en el departamento de Sucre.

Por último, comunicó que no se está haciendo actividad destaponamiento de los túneles y explicó que los que se taponaron con concreto eran los que no tenían compuertas.

“La manera de clausurarlos era a través de estos tapones de concreto. ¿Cómo se realizan? Se hace una pequeña represa antes de los túneles, que obliga a fluir el agua por la galería auxiliar de desviación. Quedan estos túneles sin corriente de agua y en ese momento se desarrolla un operativo para taponarlos con el concreto”, explicó el gerente de EPM.