Fed permitiría que inflación supere objetivo del 2 % y aumentaría tasas pronto

146

Los funcionarios de la Reserva Federal se contentarían con dejar que la inflación se mantenga brevemente por encima de su objetivo del 2 % a medida que la economía continúe recuperándose, según las minutas de la reunión más reciente del banco central estadounidense.

Luego de la sesión del 1 y 2 de mayo, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés) dijo que no estaba elevando las tasas aún, pero agregó la palabra “simétrica” ​​para describir su objetivo de inflación. Desde entonces, los participantes en el mercado se han preguntado qué implica el cambio de lenguaje.

El resumen publicado hoy indica un nivel sustancial de debate sobre cómo la Fed debería acercarse a la inflación. Las minutas también apuntaban a un alza en las tasas de interés en la reunión de junio, en medio de un debate sobre cuán cerca estaría de llegar al final de este ciclo de alza de tasas.

Si bien el consenso era que la inflación continuaría subiendo hacia el objetivo del 2 %, hubo desacuerdo sobre la confianza que debería tener la Reserva Federal después de años de problemas, y lo que eso significaría para la política.

Sin embargo, parecía haber acuerdo en que después de años de crecimiento insatisfactorio y baja inflación, permitir que la economía se acelere un poco sería apropiado.

“Algunos participantes comentaron que las noticias recientes sobre la inflación, en un contexto de continuas perspectivas de un sólido ritmo de crecimiento económico, respaldaban la opinión de que la inflación en 12 meses probablemente se movería ligeramente por encima del objetivo del 2 % del comité por un tiempo”, dijeron las minutas.

También se observó que un período temporal de inflación modestamente superior al 2 por ciento sería coherente con el objetivo de inflación simétrica del comité y podría ser útil para anclar las expectativas de inflación a más largo plazo en un nivel consistente con ese objetivo.

“Simétrica” fue mencionado al menos nueve veces en las minutas.

El índice de inflación preferido de la Reserva Federal, el índice de gastos de consumo personal básico, actualmente se encuentra en 1,9 %, mientras que la tasa general, que incluye los precios de la energía y los alimentos, es del 2 %.

Los funcionarios de la Fed describieron las presiones salariales como “moderadas”, aunque señalaron que ha habido más presión en las industrias donde la oferta laboral se está ajustando.

Los funcionarios de la Fed ven la inflación del 2 % como un nivel que sostiene el crecimiento económico sin ejercer demasiada presión al alza sobre los precios.

Después de siete años de mantener su tasa de interés de referencia cerca de cero, el FOMC comenzó a aumentar las tasas en diciembre de 2015, con el rango objetivo actual entre 1,5 % y 1,75 %.

A medida que la economía ha visto un crecimiento por encima de su tendencia de recuperación y la inflación se acerca al objetivo de la Reserva Federal, los participantes del mercado han estado especulando sobre la rapidez con que la Fed continuará aumentando y cuándo se detendrá. Algunos miembros declararon que la Fed se está acercando a su objetivo “neutral” de establecer una tasa que no sea constrictiva ni excesivamente expansiva para el crecimiento.

Aunque los funcionarios de la Fed indicaron en marzo que era probable un total de tres alzas de tasas este año, los operadores en el mercado de futuros de fondos federales en los últimos días brevemente abren posibilidades de una cuarta alza por encima del 50 %. Eso probablemente ha disminuido desde entonces a alrededor del 43 %.

Las minutas indican que los funcionarios del banco central siguen decididos a seguir aumentando las tasas, pero con el enfoque gradual que se ha comprometido repetidamente a tomar.

“La mayoría de los participantes consideraron que, si la información recibida confirmaba ampliamente su actual panorama económico, probablemente pronto sería apropiado que el comité diera otro paso para eliminar el ajuste de política”, dijo el acta en una indicación de que es probable que se produzca otro aumento pronto.

Los mercados ya habían calculado un 95 % de posibilidades de un movimiento de un cuarto de punto en la sesión del FOMC de junio, seguido de otro aumento en septiembre.

La tasa de la Fed está estrechamente vinculada a la mayoría de las formas de deuda del consumidor.

Junto con el enfoque de la inflación, algunos funcionarios de la Fed también sugirieron que se producirán cambios en lo que se ha convertido en un lenguaje de caldera en las declaraciones posteriores a la reunión.

Sin embargo, el acta también señaló que los miembros “expresaron una gama de puntos de vista” sobre cómo la política debe avanzar en el futuro.

Sobre la economía, los miembros del comité dijeron que sus opiniones habían cambiado poco, ya que esperan un progreso continuo a pesar de algunas señales de ablandamiento en el primer trimestre.

Hubo preocupación sobre asuntos comerciales y fiscales, y los contactos comerciales de la Fed expresaron su “preocupación por los posibles efectos adversos de los aranceles y las restricciones comerciales, incluida la posibilidad de posponer o reducir el gasto de capital”.

“Notaron que varios fundamentos económicos respaldaban un crecimiento económico continuo por encima de la tendencia, que incluía un fuerte mercado laboral, políticas federales de impuestos y gastos, altos niveles de confianza familiar y empresarial, condiciones financieras favorables y un fuerte crecimiento económico en el exterior”, mencionaron las minutas. 

A medida que avancen las cosas, “mayores incrementos graduales” en las tasas serían posibles sin interrumpir la recuperación. 

(Tomado de CNBC)