Nuevo régimen cambiario y confusión de cifras del PIB

293

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y el gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría, firmaron una resolución que compendia y modifica la regulación cambiaria.

Los funcionarios manifestaron que han estado trabajando en una política de simplificación de trámites para que la economía funcione.

Dos de las disposiciones de la nueva regulación, resaltados por tener un impacto directo en la forma en la que los colombianos hacen operaciones de divisas, son: eliminar el requisito de registrar las inversiones financieras y activos en el exterior, lo que no desaparece la obligación de reportarla para propósitos fiscales, y cambiar el tope hasta 10.000 dólares desde 3.000 dólares de la compraventa en efectivo de divisas por los profesionales de cambio.

Las nuevas disposiciones y el documento técnico correspondiente se pueden consultar aquí:

https://www.banrep.gov.co/es/operaciones-cambiarias

https://www.banrep.gov.co/es/normatividad-cambiaria

PIB
Finalmente, el gerente del banco central dijo que, al hacer todas las revisiones de la metodología por parte del Dane como, por ejemplo, el año base desde 2005 hacia 2015, el último dato con todas las modificaciones es de 2,8%.

Sin embargo, el Dane había dicho hace apenas una semana que ese crecimiento era de 2,2%.

Para Echavarría, el 2,8% es la cifra que se debe comprar con el 1,4% del último trimestre de 2017 y con el 1,8% de todo el año pasado.

FMI
De otro lado, confirmó que el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) renovó la línea de crédito flexible por US$11.400 millones con un plazo de dos años.

El gerente del emisor dijo que “la línea de crédito es un seguro que tiene Colombia ante cualquier eventualidad y que queremos dejar cuando la situación sea mucho mejor. Pero con todo lo que está pasando el mundo, Colombia tiene derecho a pedir por séptima vez un seguro que le ha salido tan bien”.

Esa respuesta se basa en una pregunta según la cual, en el anuncio del FMI se advierte que el Gobierno de Colombia estudiará mecanismos para abandonar la línea de crédito flexible.

La nueva línea reemplazará a la anterior aprobada en 2016. En la región, solo Colombia y México tienen acceso a esos recursos, y, más recientemente, Argentina solicitó una línea similar para atender la salida masiva de capitales de su economía.