Lleno definitivo de HidroItuango solo se lograría en 2019

102

Al cierre de 2018, estaría lista la pantalla para convertir el lleno prioritario de la presa de Hidroituango en un lleno definitivo, que responde a la necesidad de cerrar la casa de máquinas.

Es decir, se alcanzaría la cota de 435 metros sobre el nivel del mar en el primer trimestre del año entrante, que es el punto final de la presa.

“Cuando se cierren las compuertas de captación, el embalse volverá a subir y se evacuarían aguas por el vertedero, teniendo la tranquilidad de que la presa está construida para el largo plazo y no solo para atender una emergencia. Hasta que no se concrete ese apantallamiento, no se tomará la decisión de cerrar la casa de máquinas”, explicó el gerente de Empresas Públicas de Medellín (EPM), Jorge Londoño de la Cuesta, en rueda de prensa.

La construcción de esa pantalla garantizará la impermeabilidad del lleno de la presa y la resistencia sísmica. A finales de julio, comenzarían los trabajos de esta, pues ya se contrató a la empresa que “está recogiendo la maquinaria y las materias primas necesarias”.

En resumen, la presa estaría en un nivel avanzado hacia el tercer o principios del cuarto trimestre del año.  

En todo caso, el gerente añadió que no se presentan filtraciones, pues el caudal del río es de 800 metros cúbicos por segundo, por el verano: “Está saliendo más de lo que está llegando, entre 1.000 y 1.100 metros. El embalse se ha ido reduciendo, llegó a estar en la cota de 394 metros sobre el nivel del mar y hoy está cercano a la cota de 385 metros”.

Por otro lado, queda pendiente taponar el túnel derecho y la galería de desviación. Ya se contrató a una firma de cobertura internacional para la perforación e inyección de concreto en los túneles.

Si se logra ese objetivo, las familias podrían regresar a la zona que ha sido evacuada, “pues el riesgo practicamente desaparece con el taponamiento”, comentó Londoño.

La firma está desarrollando los diseños de ingeniería. En el cronograma está establecido que hacia mediados de julio estarían entregando los diseños para esas perforaciones, precisó Londoño.

La tercera tarea es ir cerrando el paso de agua por casa de máquina, para ingresar a la caverna a observar la estructura y estimar el tiempo de recuperación del proyecto.

Sobre los derrumbes o movimientos de tierra esporádicos, se presentan y “se seguirán presentando” en la zona de túneles de desviación y en la zona alta de túneles de captación. Sin embargo, hay un monitoreo permanente para establecer con anticipación para transmitir las alarmas.  

Recordó que solo Puerto Valdivia está en alerta roja (evacuación), pues Tarazá y Cáceres están en alerta naranja, y en amarilla, Caucasia y Nechí.

Anunció que el presidente electo, Iván Duque, estaría visitando en próximos días las obras de Hidroituango.