Inflación retomaría tendencia decreciente en 2019: BanRep

69

Para la segunda mitad del año el Banco de la República espera un aumento leve de la inflación anual frente a los niveles observados en junio, como resultado de alguna aceleración en la variación anual de alimentos asociada con el comportamiento usual del ciclo agropecuario interno y con algunos incrementos en los precios internacionales de las materias primas agrícolas.

Asimismo, el emisor considera que los mayores precios del petróleo mantendrían la presión sobre los precios de los combustibles y otros regulados. No obstante, advierte que la persistencia de excesos de capacidad productiva en lo que resta de 2018 y en 2019, pese a la recuperación proyectada en el crecimiento económico, un mercado laboral relativamente holgado y unas expectativas alineadas con la meta, deberán permitir que la inflación retome una tendencia decreciente el próximo año, convergiendo al 3,0%.

De otro lado, estima que la normalización de la política monetaria en las economías avanzadas continúe, “lo cual podría generar tensión sobre los flujos de capitales y el costo del financiamiento de las economías emergentes, especialmente si estos eventos ocurren de manera abrupta y no anticipada por los mercados financieros”.

Esto sería, en su concepto, importante para Colombia y otros países de la región, cuyos mercados financieros han sido receptores importantes de flujos de capital en los últimos años y tienen una base amplia de inversionistas extranjeros.

Para el equipo de analistas del banco central, el comportamiento reciente de los precios internacionales de los bienes básicos exportados por Colombia ha sido más favorable que el contemplado en versiones anteriores de este Informe, lo que lo ha llevado a elevar sus pronósticos del nivel de los términos de intercambio para 2018.

En un informe anterior el precio internacional del petróleo previsto para el promedio del año era de US$62 por barril, mientras que en esta ocasión es de US$71 por barril, con lo que se observaría un incremento anual de los términos de intercambio cercano al 8,6%.

En cualquier caso, dijo, este pronóstico implica que los niveles actuales del precio del crudo presentarían un leve incremento durante el segundo semestre.

En este contexto, su análisis predice que la economía colombiana gozaría de un ingreso nacional más dinámico este año, y de un eventual impulso a las actividades de exploración y explotación de petróleo.

Lo anterior le permite al emisor prever que las exportaciones contribuyan de forma positiva a la expansión de la actividad económica.

“Los mayores precios internacionales y la mayor demanda externa deberán impulsar el desempeño de las ventas al exterior, tanto de bienes básicos como de aquellos clasificados como no tradicionales. Las exportaciones de servicios, en particular del sector turismo, también registrarían un mejor desempeño que el observado en años anteriores”, dijo la entidad en su Informe al Congreso correspondiente a julio del presente año.