La propuesta pensional de Asofondos al nuevo Gobierno

222

La Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantías (Asofondos) propone al nuevo Gobierno la creación de un sistema integral de protección a la vejez; “un sistema que vaya más allá del Sistema General de Pensiones.

Así lo indicó el director de Estudios Económicos de Asofondos, Jorge Llano, quien explicó que la ley contendría además de un sistema de pensiones basado en ahorros, los requisitos de financiamiento para los Beneficios Económicos Periódicos (BEPS) y de Colombia Mayor.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, propuso hoy que ambos regímenes en temas como semanas de cotización y montos para pensionarse, así como atacar la regresividad del sistema que otorga subsidios a pensionados con mesadas altas.

Asofondos también sugiere que se eliminen del Régimen de Prima Media (RPM), gestionado por Colpensiones, los subsidios a las pensiones altas venideras, porque las que ya se están pagando cuentan con derechos adquiridos.

Ese régimen cuenta con 6,6 millones de afiliados, 2,4 millones de cotizantes, 1,3 millones de pensionados y un valor de reservas nulo. Solo el 10 % de los afiliados se va a pensionar, según los cálculos de Asofondos.

Las cotizaciones de los trabajadores actuales deberían pagar las mesadas de los pensionados, pero los faltantes de recursos son cubiertos con impuestos generales.

Cerca de 38 billones de pesos al año es el gasto destinado a cubrir las pensiones del RPM (50 %) y regímenes especiales. El pago a pensiones es de 50,9 billones de pesos anuales, de los cuales los trabajadores solo pagan 12,7 billones de pesos.

“La idea es refocalizar esos subsidios a quienes sí los necesitan, como la población beneficiaria de Colombia Mayor, una de las más vulnerables que hoy están recibiendo 75 mil pesos. Estamos proponiendo que se elevé esa cifra a 250 mil pesos, que es la línea de pobreza en el país”, mencionó el analista.

Así mismo, aumento de la cobertura pensional se lograría con un traslado del ahorro en el régimen público o por un fondo de privado (Porvenir, Protección, Old Mutual y Colfondos) a BEPS, para obtener ingreso vitalicio “que les permita estar con más tranquilidad en la vejez”.

Carrasquilla indicó que al menos la mitad de la población debería tener cobertura en pensiones. Hoy, ese porcentaje apenas llega al 25 %.

Por ejemplo, para una persona que cotizó un salario mínimo durante 15 años en un fondo privado aumentaría hasta 69 millones de pesos desde 57,5 millones de pesos su pensión. En Colpensiones, lo haría hasta 27,8 millones de pesos desde 23,2 millones. Es decir, vería incrementada su pensión en un 20 %.  El cambio se haría al momento en que le devuelvan lo que ha cotizado, y podrían hacerlo quienes no logren las condiciones para pensionarse.

Según cifras de la asociación, un 45 % de los ocupados en el país devenga menos de un salario mínimo.

Esas reformas “van a permitir que el Gobierno gaste los recursos públicos en los más vulnerables y no en los que sí logran las condiciones de pensiones, con subsidios mal focalizados”, añadió Llano.

Los afiliados al régimen de ahorro individual suman 15,1 millones, con 6,3 cotizantes, 139.984 pensionados, con un valor de fondo de 231,2 billones de pesos (dinero de cotizantes), a 24 años de existencia. Es decir, el 83 % de los afiliados tiene menos de 45 años.

Los portafolios ofrecidos por las Administradoras de Pensiones y Cesantía (AFP) son: fondo de mayor riesgo, fondo moderado, fondo de retiro programado y fondo conservador.

¿Cuál sería el rol de Colpensiones?

Mencionó Llano que Colpensiones puede tener varios roles, pero tiene que administrar los BEPS y debería administrar Colombia Mayor.

Hay dos escenarios: que las pensiones en Colpensiones sean bien calculadas, que no haya subsidios y que siga operando como lo ha hecho. Otra opción propuesta por Asofondos es que se vuelva una AFP pública “para que la administración no sea solo privada, sino pública y privada, pero que compita con las mismas reglas de juego de las privadas y que haya una competencia beneficiosa para los afiliados”, dijo Llano.

Añadió que lo que ha planteado el Banco Interamericano de Desarrollo es un sistema viable en el tiempo y que la competencia actual no ha tenido ninguna competencia para los afiliados.

“El rol depende de cómo se quiera mantener la fórmula de cálculo de pensión sin subsidios, pero tendrían las mismas reglas, de lo contrario se genera una competencia desleal. Debe quedar una ley completa, la base para un sistema articulado” precisó.

Finalmente, sobre las expectativas de desempeño de los portafolios para el segundo semestre, comentó que es importante todo lo que está pasando en la coyuntura internacional, lo que está pasando en Estados Unidos con las declaraciones comerciales que ha hecho el presidente Donald Trump, “que está en el radar de todos los que están gestionando los portafolios, la Bolsa local se estaba moviendo con el proceso electoral, ahora con el nuevo gabinete hay que esperar cómo el mercado reacciona, pero en el semestre cerramos positivo, luego de un primer trimestre con grandes desvalorizaciones, pero ya se recuperaron”, dijo.