Dólar podría subir 15%-20% sin generar preocupaciones al Banco de la República

257
Juan José Echavarría - Gerente Banco de la Republica

El gerente del Banco de la República, Juan José Echevarría, no ve sesos hacia una revaluación del peso frente al dólar en el futuro cercano.

Si hubiera devaluación y fuera de 15%-20% no sería exagerada, dijo el funcionario.

En una declaración más temprano había dicho: “Sólo si hubiera una devaluación muy fuerte en el futuro, que no la veo, podría haber presiones inflacionarias en Colombia”.

Y dijo que espera una tasa de cambio estable, aunque que podría ajustarse al alza entre “10% y 15%, lo cual no sería malo” y, por el contrario, ayudaría al sector exportador.

Dijo que más que la devaluación, le preocupa la revaluación del peso colombiano en “ciertos rangos”.

Es difícil saber cuál es el nivel futuro del dólar, pero los $3.000 es una cifra óptima para la economía local, consideró Echavarría.

PIB y tasas de interés

De acuerdo con Juan José Echavarría, la Junta del emisor -en general- espera un 3% como crecimiento del PIB para 2018, “es más optimista que el equipo técnico que espera 2,7%.

Los codirectores creen que la economía nacional crecerá al 3,3% y 3,5% para 2019.

En pronósticos puntuales dijo que la tasa de crecimiento del PIB habría sido de 2,6% para el segundo trimestre del presente año “por temas cíclicos”. El Dane revelará el miércoles de esta semana el dato del crecimiento económico.

Para el gerente del Banco de la República, los datos del Dane reportaron un gasto del Gobierno creciendo 7,2% en el primer trimestre y la duda es si podría ser sostenible.

El equipo técnico es menos optimista, dijo, con un crecimiento estimado del 2% este año para el gasto del Gobierno.

De otro lado, estuvo de acuerdo con que la propuesta del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, en cuanto a que los ciudadanos paguen impuestos a partir de determinados ingresos, aunque sin definir un ingreso puntual.

Echavarría dijo que en Colombia hubo bonanza del sector de la construcción de la vivienda durante la bonanza petrolera y el desplome de los precios de las materias primas en 2015-2016 afectó a otros sectores de la economía, es un rezago que aún tiene efectos negativos para el país.

En su opinión, la inversión “va a seguir floja” durante el resto del 2018.

Finalmente, el gerente del banco central dijo que entre 2,5% y 2,7% del PIB debe ser el déficit de la cuenta corriente del país para corregir el ajuste que se dio en los dos años anteriores por la caída del petróleo. Para este año la proyección es que ese déficit sea de 3,2% del PIB.

Echavarría reconoció que en los últimos dos meses se ha presentado salida de inversión extranjera de portafolio, lo cual “es un semáforo en amarillo (…), la salida se ha dado, pero de manera lenta”.

Con respecto a las tasas de interés, dijo que el ciclo de rebaja terminó, con base en la información disponible hoy y quizá también para las tasas que cobran los bancos comerciales a sus clientes.

Dijo que las tasas de interés deberían permanecer sin cambios por varios meses, pero “hay que estar atentos” a los choques externos que pueden llegar sin aviso.

“Hay mayores riesgos en los préstamos y por eso se explicaría que las tasas de los créditos de consumo no han bajado tanto como lo han hecho otros segmentos”.