Comercio en contenedores creció 6,2 % al segundo trimestre

187

Al cierre del segundo trimestre, el comercio en contenedores creció 6,2 %, el doble del ritmo de 3,1 % registrado en el primer trimestre.

Ese incremento estuvo jalonado por un incremento en las exportaciones de 11,8 % y un aumento de 2,8 % en las importaciones, señaló un reporte del Grupo A.P. Møller-Mærsk.

Señaló también que Europa se consolida como segundo socio comercial de Colombia, con un 17,3 % del comercio, tras Estados Unidos que cubre el 18,3 %, y seguido de la Alianza del Pacífico con el 16,7 % del volumen en contenedores. Maersk mantiene su previsión de crecimiento entre 4 % y 5 % para el 2018.

“Un crecimiento en las exportaciones superior al 10 % impulsa una buena primera mitad de año para el comercio colombiano en contenedores, que crece 5 % en general”, mencionó.

Al cierre del segundo trimestre, la Unión Europea y la Alianza Pacífico superaron a China en el volumen de intercambio de contenedores con Colombia, ubicándose como el segundo y el tercer socio comercial, respectivamente, debido a una continua diversificación hacia esos mercados, sumado a una caída en las importaciones del gigante asiático.

En importaciones, Colombia compensa en el segundo trimestre la caída registrada en los primeros tres meses del año para cerrar el semestre con un crecimiento del 1,4 %.

El aumento en un 15,2 % en las importaciones desde Europa amortigua la caída de 4,3 % en las unidades que llegan desde Asia.

“Las importaciones asiáticas en contenedores representan casi el doble que las europeas. Así que, aunque la demanda de autopartes desde Europa creció mucho en el segundo semestre (119 %), la cifra final de importaciones de la Unión Europa aún está lejos de igualar a las asiáticas”, explica Juan Camilo Vásquez, gerente de Ventas de Maersk Line en Colombia.

Por otra parte, durante la primera mitad del año, las exportaciones mantuvieron un crecimiento total del 11,3 %, gracias a un aumento de 11,8 % en el segundo trimestre.

El informe indicó que nuevamente, las exportaciones de banano y otras frutas hacia Europa llaman la atención, con crecimientos de 15,8 % y 4 % respectivamente.

Más de la mitad de los envíos de banano —un 63 %— salieron para Europa, mientras que el 7 % otras frutas, incluyendo plátano, aguacate, piña y cítricos, y el 6 % del café colombiano, fueron rumbo al viejo continente.

“Detrás de estas cifras de crecimiento tanto de exportaciones como de importaciones a Europa está el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la Unión Europea, Colombia y Perú que acaba de cumplir su quinto aniversario. Este pacto ha permitido a los exportadores colombianos consolidar mercados maduros como Alemania, Reino Unido y España, y también abrir nuevos mercados como Holanda, Bélgica e Italia, que cada vez reciben más productos de nuestro país,” explicó Vásquez.

Diversificar exportaciones, la manera de crecer

El informe asimismo sostuvo que Colombia se sigue posicionando como un país agrícola, pero ahora los productos tradicionales como el café, las flores y el banano se complementan con nuevos productos de exportación, como el aguacate, la piña y los cítricos.

En los últimos dos años, los despachos de contenedores de frutas frescas como la piña, el aguacate y los cítricos, entre otros, se vienen abriendo paso con fuerza, alcanzando al café en número de contenedores.

En el segundo trimestre de 2018, por segundo trimestre consecutivo, se invierte el protagonismo, y con 1.261 unidades las exportaciones de frutas frescas (sin incluir banano) superaron al número de unidades de café (1.220). Esta tendencia no solo obedece al aumento en la producción de fruta, sino también a una caída en la de café por segundo trimestre consecutivo, debido a los bajos precios internacionales y la falta de políticas internas de subsidio.

“Los productores de banano han sabido aprovechar muy bien las nuevas tecnologías y se han pasado de buques convencionales a contenedores refrigerados que les permiten monitorizar y controlar la temperatura y condiciones de su carga desde su salida de la plantación en Colombia hasta su destino final”, afirmó Vásquez.

El producto está entrando en nuevos mercados como Eslovenia, Japón, China, Corea o Turquía y las perspectivas en Estados Unidos son grandes para Colombia una vez que la producción nacional logre cumplir con los estrictos requerimientos de las normas de la USDA (United States Department of Agriculture), proceso que tomará tiempo.

A cierre del primer semestre, las exportaciones de flores en contenedores aumentaron 30,7 %, impulsadas por crecimiento de 38 % en el segundo trimestre, sumado al de 25,4 % de los primeros tres meses del año. Los principales destinos de los envíos es Estados Unidos, con un 15 % de las exportaciones totales, y Chile con un 12 %.