Ingreso récord de flujos en acciones

194

El reporte semanal de flujos de Bank of America alertó una cifra récord de 43.300 millones de dólares en ingresos de inversionistas hacia mercados de acciones, ya que los inversores ignoraron los riesgos de una eventual guerra comercial que inicialmente habían hecho tambalear a las acciones, incluso cuando esos mismos riesgos volvieron la semana siguiente y presionaron al índice S&P a la baja en cuatro días consecutivos.

Se destaca que la mayoría de los flujos de entrada (US$43.900 millones, también un récord) se destinaron a inversiones en ETF, y los fondos de inversión sufrieron otra salida semanal de US$0.6 mil millones).

En lo que va del año, se ha asignado un récord de US$131.000 millones a los ETF, o 3.6% de AUM, con solo US$21.000 millones a “largo plazo”.

Mientras tanto, el banco reportó que los fondos de bonos vieron una entrada de flujos “más humilde” de US$2.400 millones.

En cuanto a las tendencias recientes, BofA calcula que las entradas de capital están superando las entradas de bonos por primera vez desde 2013, con flujos anualizados de US$717 mil millones. Los fondos de bonos administraron entradas relativamente pequeñas de US$2.4 mil millones en la semana pasada.

Para los analistas de la entidad, estos “flujos indican que los clientes están posicionados para obtener mayores EPS, tasas más altas, mayores rendimientos de los bonos, y dólares más bajo”.

En cuanto a un desglose por sector, el banco indicó que los inversores simplemente no pueden obtener suficiente de las acciones de tecnología, y otro récord se rompió cuando US$2.600 millones se destinaron a acciones de tecnología esa semana, un récord histórico.

Hasta el momento, un total de US$9.800 millones se destinaron a fondos tecnológicos de YTD, lo que hace que la cifra de flujo anualizado sea de US$46.500 millones.

Al revisar las cifras, el Bank of America advirtió que, a pesar de las entradas masivas en acciones, el índice Bull & Bear de confianza de los inversores bajó de 6,8 a 6,5 ​​debido a una “aceleración de la deuda EM/salidas corporativas de HY y retornos de acciones plácidas”.