Nomura espera corrección del peso; cree que Duque ganará la Presidencia

311
Nomura

 

En las últimas semanas, Valora Analitik ha venido haciendo seguimiento al desplome del dólar frente a la mayoría de las monedas latinoamericanas, así como frente a otras divisas fuertes como el euro.

Ver dólar y euro cierren semana con mínimos en Colombia y la región

*Esta información llega primero y vía mail a suscriptores de Valora Analitik; para conocer los planes escribanos a info@grupovalora.com.co 

Sobre ese desempeño reciente del peso colombiano frente al dólar, el banco de inversión japonés lanzó un completo informe en el que analiza los factores que provocaron ese comportamiento. Allí advierte que habrá una corrección, pero que la “luna de miel” de los mercados con Colombia se mantendrá.

Los analistas de la entidad dijeron que el peso ha disfrutado de una combinación de factores que pueden explicar parcialmente el sólido rendimiento de la moneda desde finales de marzo, incluidos: 1) el aumento de los precios del petróleo (Brent alrededor del + 7% desde el 6 de abril), 2) la temporada de impuestos locales que finaliza el 23 de abril (las compañías petroleras monetizaron recursos para pagar impuestos) y 3) un entorno del dólar globalmente débil.

Dicho esto, Nomura considera que estos factores solo explican parte del rendimiento del peso durante las últimas semanas, en relación con sus pares de la región.

La parte restante se explica por alguna “exuberancia” creada alrededor de la carrera de elección presidencial en el país. Con base en sus observaciones, dicha “exuberancia” ha demostrado, entre otras cosas, que la primera etapa comenzó después del 11 de marzo, cuando Colombia celebró elecciones legislativas y elecciones primarias para ambos y candidatos presidenciales de derecha. De hecho, estas elecciones dieron como resultado una disminución sustancial en la probabilidad de que el candidato izquierdista Gustavo Petro gane la Presidencia debido a la fuerte participación de los votantes en apoyo de las primarias de derecha, que casi duplicó los votos en comparación con las primarias de izquierda.

Antes de las elecciones en el Congreso, según muchas encuestas, Petro lideraba la carrera, creando cautela entre los participantes del mercado. Por lo tanto, después de las votaciones al Congreso y la primaria de resultados de las elecciones, el mercado pareció reducir la probabilidad de ver a Petro ganar y, por el contrario, comenzó a poner precio a la posibilidad de una victoria de la derecha con el candidato Iván Duque (candidato preferido por los participantes del mercado según Encuesta de mercado de Nomura).

Vea la encuesta aquí

A pesar de la importancia de los resultados de las elecciones primarias del Congreso, Nomura cree que la segunda etapa de la apreciación del peso se debe, en parte, a la reunión que Duque sostuvo con inversionistas en Nueva York a finales de marzo pasado.

“Creemos que esta fue la primera vez que muchos inversionistas se encontraron con Duque y escucharon sus propuestas de campaña específicas. Según nuestras observaciones, parece que Duque dejó una buena impresión en los participantes y es probable que en los días siguientes hubo un aumento en la exposición en activos colombianos”, destaca el informe.

RETROCESO DEL PESO

Para apoyar esa hipótesis, el banco japonés construyó un modelo simple que explica el comportamiento del peso como una función de los precios del petróleo y el euro.

Curiosamente, dijo, el modelo se ajusta “muy bien” entre septiembre 2017 y el 23 de marzo de 2018, fecha de la reunión con Duque. Sin embargo, a partir del 25 de marzo (el lunes siguiente al viaje de Duque a Nueva York), los residuos de los modelos comenzaron a ensancharse y el modelo perdió de repente su poder explicativo.

“Creemos que el enfoque de Duque como un candidato tecnocrático se comparó favorablemente con otros candidatos más populistas en países pares de la región (por ejemplo, México y Brasil, donde las elecciones presidenciales de este año llevan más riesgo, en nuestra opinión)”, les dijo Nomura a sus clientes en un informe conocido por Valora Analitik.

Y, al mismo tiempo, destacó que, aunque desde hace tiempo considera que el peso sería potencialmente una de las monedas con el mejor resultado de 2018 en LatAm, cree que el rally actual está “sobreextendido y la moneda podría estar sujeta a un retroceso en el corto plazo”.

De hecho, su modelo de valor razonable a corto plazo sugiere que “la moneda está sobrecomprada en los niveles actuales”. Tal retroceso podría ocurrir porque la elección presidencial se acerca y el participante del mercado se vuelve más cauteloso con cualquier sorpresa o por menos apoyo a la moneda a medida que la temporada de impuestos se desvanece (23 de abril).

“Suponiendo que Duque gana las elecciones presidenciales (lo que creemos que es el escenario más probable) la luna de miel entre los inversores y los activos colombianos es probable que continúe en el corto plazo”, aseveró la firma.

Sin embargo, dijo que la prueba de fuego debería llegar con el (potencial) nuevo gobierno que asume el poder y describa su estrategia para abordar los desequilibrios en el tema fiscal que el país que necesita resolver.

 

RIESGO FISCAL

Curiosamente, agregó, creemos que toda la emoción del efecto Duque parece suceder cuando el candidato propone reducciones de impuestos en medio la actual escasez fiscal, que según él impulsaría el crecimiento económico.

Nomura fue enfático al asegurar que: “los riesgos fiscales del país son abundantes y somos escépticos de un plan que se enfoca principalmente en los elementos favorables al crecimiento con impuestos más bajos”.

Colombia ha promediado aproximadamente el -3% del PIB en déficits fiscales generales en los últimos seis años. Mientras tanto, la relación deuda/PIB ha aumentado constantemente, desde mediados de niveles de 30 hasta mediados de 40 sobre el PIB. “Esta tendencia ha sido acompañada por una caída en nuestra estimación de crecimiento potencial: del 4,5% a/a en 2009-2016 a alrededor del 3,0% en la actualidad. Nosotros también destacamos que, en los últimos seis años, los ingresos del Gobierno Central se han reducido aproximadamente 3 p.p. del PIB, mientras que los gastos han sido algo constantes”.

Bajo estas circunstancias, dice Nomura, la capacidad del país para cumplir su objetivo fiscal a mediano plazo (de déficits) hasta cerca del 1.0% del PIB para 2022) parece “muy cuestionado”.

También observa el banco de inversión que las calificaciones crediticias de Colombia, como se esperaría dadas las condiciones descritas anteriormente, empeoraron recientemente. En diciembre de 2017, S&P redujo su calificación en Colombia de BBB a BBB-, su nota de grado de inversión más baja. Fitch y Moody’s actualmente tiene calificaciones de BBB (Moody’s también tiene una perspectiva negativa). La proximidad de las calificaciones crediticias del país al territorio sin grado de inversión “refuerza la necesidad de abordar los desequilibrios fiscales que enfrenta el país, en nuestro opinión”.

EN CONCLUSIÓN

En general, Nomura observa que, a pesar de las razones para el optimismo del mercado basado en las elecciones, desde una perspectiva de mediano plazo, Colombia enfrenta desafíos fiscales, particularmente si el escenario incluye precios más bajos del petróleo.

En consecuencia, si bien reconoce las fortalezas a corto plazo del país en comparación con Brasil y México -pares que tendrán elecciones presidenciales que conllevan más riesgo- también señala que los desafíos fiscales a mediano plazo (y las calificaciones corren el riesgo de acompañarlos) no debe ser subestimados.