Líderes coreanos planean el fin de la guerra y la “desnuclearización completa”

171

Destacados:

  • La declaración conjunta del viernes, desde la aldea de la tregua fronteriza de Panmunjom, concluyó una histórica cumbre bilateral de un día destinada a lograr la paz entre las dos naciones adversarias por primera vez en más de sesenta años.
  • La reunión de los líderes coreanos fue la primera en más de una década.
  • El presidente surcoreano, Moon Jae-In, y su homólogo norcoreano, Kim Jong Un, buscan establecer una paz “permanente” y “sólida” en la Península.

Los líderes de Corea del Norte y del Sur se han comprometido a eliminar conjuntamente el riesgo de guerra y trabajar juntos para lograr la desnuclearización completa de la Península Coreana.

La declaración conjunta del viernes, desde la aldea de la tregua fronteriza de Panmunjom, concluyó una histórica cumbre bilateral de un día destinada a lograr la paz entre las dos naciones adversarias por primera vez en más de sesenta años. La reunión de los líderes coreanos fue la primera en más de una década.

La declaración fue publicada durante la firma de un pacto entre el presidente surcoreano, Moon Jae-In, y su homólogo norcoreano, Kim Jong Un, que busca establecer una paz “permanente” y “sólida” en la Península.

Las dos Coreas prometieron aliviar las tensiones militares, trabajar juntas para lograr un régimen de paz y trabajar hacia una región libre de armas nucleares. También se comprometieron a mejorar las relaciones intercoreanas y trabajar hacia la prosperidad compartida y lograr un futuro de unificación.

Esto implicará convertir su frontera fortificada en una “zona de paz”, entablar conversaciones multilaterales con otras potencias como Estados Unidos, trabajar para la reducción de armas y el cese de “actos hostiles”, según el comunicado publicado por Cnbc.

“Estamos en una línea de salida hoy, donde se está escribiendo una nueva historia de paz, prosperidad y relaciones intercoreanas”, dijo Kim, tras un apretón de manos histórico con Moon en la zona desmilitarizada fuertemente fortificada que separa a los dos países. Llamó a los hermanos del Norte y del Sur “que no deberían vivir separados” y dio las gracias a Moon y a otros funcionarios surcoreanos por una cumbre exitosa, y agregó que los países “se convertirán en uno” para disfrutar de la prosperidad.

Las cálidas declaraciones han tomado al mundo por sorpresa, teniendo en cuenta que las relaciones entre los dos estados han sido hostiles desde la Guerra de Corea que comenzó en 1950 y vio a más de 1 millón de personas asesinadas.

Corea del Norte y Corea del Sur han estado técnicamente en guerra desde entonces, ya que el cese de la lucha solo fue posible gracias a un armisticio firmado en 1953 y no a un acuerdo de paz.

El régimen del Norte ha encarcelado, torturado y asesinado a muchos de sus propios ciudadanos por tratar de desertar al sur por ser sospechosos de ser agentes o simpatizantes de Corea del Sur. Las estadísticas de Corea del Sur estiman que Corea del Norte ha secuestrado a más de 3.800 surcoreanos desde la firma del armisticio en 1953, y los familiares separados por la línea divisoria de la Península aún tienen prohibido reunirse.

Si bien la desnuclearización ha sido durante mucho tiempo una prioridad para Corea del Sur y Occidente y Kim ahora parece ser solidaria, su éxito está lejos de estar garantizado. Detalles como acordar una definición de “desnuclearización” aceptada por todas las partes sigue siendo un desafío clave.

La muy anticipada cumbre, que sigue a décadas de pruebas de misiles y amenazas del Norte, precede a una reunión entre Kim y el presidente Donald Trump que se espera tenga lugar en mayo o junio, durante la cual se pueden dar más detalles. Sería la primera reunión entre un presidente estadounidense en funciones y un líder norcoreano en la historia.

 

Foto: ABC