Codirector Ocampo: tasa de cambio competitiva estaría entre $2.900-$3.000

204

Durante la conferencia Macro Visión 2018, organizada por el banco Itaú en Bogotá, el codirector del Banco de la República, José Antonio Ocampo, aseguró que, pese al repunte petrolero reciente, las perspectivas petroleras son inciertas.

Con base en ello, ratificó que el país necesita una oferta exportadora más amplia para poder crecer a tasas más altas.

Para ello, aseguró, la tasa de cambio competitiva más consistente con una oferta exportadora más amplia estaría sobre los $2.900-$3.000.

El funcionario considera que la oferta exportadora más variada no petrolera será el núcleo para que Colombia pueda crecer a 4% en el futuro.

“El país debe enfocar la atención de su política económica en garantizar una fuerte diversificación de las exportaciones”, agregó.

Destacó que este año, Colombia ha tenido una revaluación real de la tasa de cambio, lo cual se ha dado en un contexto de apreciación del petróleo. Ocampo cree que podría esperarse más revaluación en los meses venideros.

Inflación
Con respecto a la inflación, el codirector del emisor señaló que “está muy cerca de la meta del 3%”, al tiempo que destacó la caída sustancial del promedio de las inflaciones básicas en 130 puntos desde diciembre hasta abril a niveles de 3.3%.

Sin embargo, retomó argumentos del equipo técnico del banco central al advertir que hay “algunos riesgos” de que los alimentos no mantengan los aumentos marginales calculados en 1% durante este año y, especialmente, para el segundo semestre.

Crecimiento

Según las cifras recopiladas por Ocampo, en los primeros meses del año hay señales débiles de una recuperación de la economía. “Aunque hay crecimiento más equilibrado entre los sectores”, dijo.

El codirector difiere de sus colegas y otros analistas que consideran que el crecimiento potencial de la economía está alrededor de 3,5%.

En su concepto, el crecimiento está por debajo de su potencial que debería ser cercano al 4% o, incluso, más del 4% con “otra política” enfocada hacia la diversificación exportadora.

El miembro de la Junta Directiva del emisor espera que un 2.3% crecería la economía en el primer trimestre de 2018. El Dane revelará los datos del PIB el próximo martes en rueda de prensa a las 11 a.m.

En su presentación, el codirector Ocampo llamó la atención sobre el sector de construcción de edificaciones privadas que, proyecta, “va a seguir siendo negativo a lo largo de este año”, en tanto la industria seguirá creciendo lentamente.

Reveló datos, según los cuales, la necesidad de crear empleo en el país es menor en la actualidad (en niveles del 1%), cuando hace 20 años era de 3%, por eso la crisis petrolera no afectó tan fuerte a la tasa de desempleo, dijo.

Tasas de interés

Sobre la política monetaria, el codirector señaló que se ha movido desde una zona contraccionista hasta ser “ligeramente expansionista”.

Consideró que la baja reciente de las tasas del emisor no ha logrado la reactivación total de la economía, al tiempo que el crédito de consumo se sigue desacelerando.

En su opinión, la política fiscal tiene un efecto contraccionista, pero los mejores precios del petróleo aliviarán ese factor.

Al referirse a la transmisión de la política monetaria, Ocampo señaló que la tasa DTF se ha reducido en menor medida que la del emisor, pero ha bajado, en tanto la tasa de los créditos comerciales ha bajado más que la de intervención.

Las tasas hipotecarias también han bajado, pero a menor ritmo que la tasa de política monetaria.

Concluyó diciendo que la cartera bancaria ha dejado de desacelerarse, pero no muestra todavía tendencia de aceleración.