En Colombia, nueve de cada 10 compras fueron en promociones

185

El gasto de los hogares ha estado frenado desde hace unos tres años en Colombia, porque “pasamos de ser compradores premium a unos de precios bajos”, indicó el presidente de la firma de análisis de consumo Raddar, Camilo Herrera.

Así mismo, los compradores del país son convenientes, es decir, buscan formatos cercanos, como D1 o Ara.

“Esto ha hecho que nos convirtamos en consumidores conformistas”, añadió.

Según cifras de la consultora, en 2010, dos de cada de 10 compras fueron por promoción. En tanto que el año pasado, la relación era nueve de cada 10 compras.

“El e-commerce está embarrado, el consumidor tiene gripa y el comprador está mojado”, fue el panorama que arrojó Herrera.

Por otro lado, mencionó que “el sobre de alimentos” se agrandó en los últimos años, al igual que el de entretenimiento, mientras el de ropa y el de bienes del hogar se redujo.

“Toda América Latina está cambiando en la categoría de entretenimiento, por más que haya crisis la gente va a buscar un sentido de diversión. Lo estamos importando, como Youtube y Netflix”, señaló.

¿Cómo es el consumidor colombiano?

Herrera concluyó que el consumidor colombiano aprendió que lo bueno es más caro; entendió que lo local es más poderoso que lo importado; recordó que las cosas pueden cambiar sin avisar y busca precios bajos hasta que pase la crisis.

Así mismo espera un vínculo emocional de las marcas con él y quiere ser parte de algo.

 

Foto de portada: BCC.