Por HidroItuango, Fitch recortó calificación de EPM en moneda extranjera

223

La agencia Fitch Ratings recortó hoy hasta ‘BBB+’ la calificación de incumplimiento de emisor en moneda extranjera y local a largo plazo (IDR) de Empresas Públicas de Medellín ESP (EPM).

Las acciones de calificación, dijo, afectan en conjunto aproximadamente US$1.500 millones del bono internacional de EPM, que también fue degradado a ‘BBB’ de ‘BBB+’.

Simultáneamente, la calificación nacional a largo plazo de EPM y sus calificaciones de bonos locales de AAA (col) se han mantenido bajo RatingWatch negativo.

Fitch sentenció que la rebaja de las calificaciones de EPM refleja las crecientes complicaciones técnicas relacionadas con el proyecto hidroeléctrico Ituango y su opinión de Fitch en cuanto a que esto impactará materialmente la capacidad de la compañía para alcanzar los objetivos de desapalancamiento a mediano plazo.

Fitch estima que las demoras en la construcción resultarán en una contracción de Ebtida de aproximadamente 21% en 2019 en comparación con el caso base anterior.

En consecuencia, el apalancamiento bruto de la compañía probablemente se mantendrá por encima de 3.5x a pesar del horizonte de calificación resultante en una métrica de apalancamiento de alrededor de 4x en 2019 y 3.6x en 2020.

El pronóstico anterior de Fitch suponía que Ituango representaría aproximadamente el 33% de la generación total de la compañía en 2019 y aproximadamente el 47% de la generación total, ya que la segunda fase comenzó a operar gradualmente en 2020.

La incertidumbre actual relacionada con el impacto final del incidente del deslizamiento de tierra podría llevar a retrasos en los proyectos que se extenderían más allá de 2020, dijo el informe.

El RatingWatch negativo, explicó, refleja la continua incertidumbre con respecto al alcance de los daños que el proyecto puede haber sufrido, así como la posibilidad de retrasos adicionales, eventos catastróficos y / o responsabilidades futuras relacionadas con el proyecto.

La revisión negativa también incorpora la incertidumbre con respecto a la gravedad del problema de ingeniería, que tiene la posibilidad de retrasar la finalización del proyecto incluso más allá de 2020, obligando a la compañía a comprar energía e incluso utilizar su capacidad de generación térmica para cumplir con los contratos de venta de electricidad 2020 y 2021.

A pesar de ello, dijo que la calificación actual de EPM está respaldada por una liquidez adecuada y un flujo de caja operativo estable.

Aproximadamente, el 66% del Ebitda de la compañía proviene de negocios regulados con un flujo de efectivo altamente estable, que se espera contribuya con $3,5 billones de Ebitda del Ebitda total esperado para 2018 ($5 billones).

A partir de marzo de 2018, la compañía generó aproximadamente US$1.600 millones de Ebitda ($4.8 billones) y mantuvo US$391 millones de efectivo, resultando en métricas de apalancamiento bruto y neto de 3.75x y 3.51x, respectivamente.

Fitch dijo que espera que este nivel de generación de flujo de efectivo operacional junto con las fuentes de liquidez disponibles sea suficiente para cubrir sus obligaciones financieras a corto plazo (USD1.600 millones) y el programa de gasto de capital existente.

EPM pretende fortalecer su posición de liquidez para hacer frente a cualquier posible necesidad de inyección de capital para el proyecto de ventas de activos de hasta $3 billones, que el directorio de la compañía aprobó el 29 de mayo de 2018.

“En este punto -dijo la firma- es incierto el momento o cantidad de ganancias que la empresa puede generar a partir de la venta de activos y su impacto no se incluye en la calificación”.

El gasto de capital previamente presupuestado de EPM para 2018 fue de $5.2 billones, de los cuales se esperaba que Ituango representara $1.47 billones (28%).

A partir de marzo de 2018, el avance de la construcción de Ituango fue del 83.5%, con aproximadamente US$2.800 millones invertidos de un presupuesto de inversión total de US$3.800 millones.

El informe de la agencia señala que EPM aún no ha recuperado el control de la hidrología del proyecto después de un mes desde que un deslizamiento de tierra en el sitio del proyecto hidroeléctrico de Ituango bloqueó el principal túnel de derivación del río Cauca provocando que el nivel del agua suba prematuramente en la presa del proyecto.

Detalló que, para evitar derrames, EPM ha inundado la casa de máquinas para evacuar el agua a través de los túneles de generación de descarga. Aunque se concibió como una solución a corto plazo mientras se completaba la construcción del derrame de la presa, EPM aún no ha podido redistribuir el agua.

Cuanto más tiempo fluya el agua a través de estos túneles sin terminar, mayor será el riesgo de comprometer la estabilidad de la sección de montaña donde se encuentra el sistema de cavernas. En la última semana, la montaña ha experimentado varios derrumbes adicionales, aunque su impacto en la infraestructura del proyecto aún no está determinado.

El avance de la construcción de Ituango fue de 83.5% con aproximadamente US$3.300 millones invertidos a marzo de 2018 ($3.3 billones) de un presupuesto total de inversión de US$4.3 mil millones ($11.3 billones).

De la consideración total invertida hasta ahora, US$1.500 millones se han financiado con una combinación de deuda local e internacional, mientras que los US$1.000 millones restantes que se invertirán para finalizar el proyecto se financiarán con facilidades de crédito multilaterales disponibles y confirmadas.

El financiamiento de EPM recaudado para el proyecto Ituango representa aproximadamente el 22% de la deuda financiera total de la compañía de US$6 mil millones a marzo de 2018, y exhibió una vida promedio de 7,5 años acorde con el desempeño del flujo de efectivo esperado a largo plazo del proyecto.