Fuerte aumento en inversión de petrolera Repsol; incluye a Colombia

209

El grupo español de petróleo Repsol dijo hoy que impulsaría la inversión en su sector downstream (refinación) y establecería una presencia más fuerte en el gas y la energía mayorista y minorista mientras aumenta constantemente la producción upstream (exploración y producción) hasta 2020.

Entre sus prioridades están:

– La venta de la participación de GNF procede a ser reinvertida

– Se enfoca en la expansión de petroquímicos, el crecimiento de gas y energía

– El objetivo upstream no se modificó de 750,000 barriles de petróleo equivalente por día (boe/d) en 2020.

Tras la venta de su participación de 20% en Gas Natural Fenosa a principios de este año, la compañía se propone elevar el gasto de capital total a 15.000 millones de euros (17.700 millones de dólares) hasta 2020 desde 11.000 millones de euros en el periodo 2015-2017, según la estrategia actualizada de la compañía.

El CEO de la firma, Josu Jon Imaz, dijo a los participantes en una conferencia telefónica el miércoles que había una “mayor confianza en el crecimiento” tras varios años en los que las consignas eran “valor y capacidad de recuperación”.

De hecho, entre las revisiones del plan estratégico, la compañía dijo que trabajaría bajo un punto de equilibrio de flujo de efectivo revisado de US$50/b en comparación con US$40/b anterior.

Con los precios del petróleo alcistas en los últimos años y las reglas de la Organización Marítima Internacional que entrarán en vigor en 2020 y que se espera que den un salto positivo para los márgenes de refinación, la compañía está buscando reinvertir los 3.800 millones de euros que recibió por su participación del 20% este año en devoluciones de mayor valor.

En una actualización de su estrategia hasta 2020, Repsol dijo que invertiría aproximadamente 400 millones de euros adicionales en nuevas iniciativas aguas adentro y en empresas de bajas emisiones en el período, lo que significa que el gasto de capital será más equilibrado entre las actividades iniciales y otras empresas, representando el 53% capex.

En el segmento de upstream, Repsol dijo que planea invertir 7.700 millones de euros para 2020, de los cuales aproximadamente el 60% se destinará a proyectos de crecimiento y exploración, con el fin de aumentar la producción y garantizar un nivel óptimo de reservas en el mediano y largo plazo.

Repsol dijo que priorizará los proyectos en tierra y en aguas poco profundas, áreas en las que tiene una ventaja competitiva.

Las inversiones primarias se centrarán en activos existentes que no requieren desarrollos importantes, son importantes generadores de efectivo y aumentarán la producción en el corto plazo.

Allí están incluidos Sagari (Perú), Marcellus, Eagle Ford y Buckskin (EE. UU.), Yme (Noruega), Bunga Pakma y Kinabalu (Malasia), Corredor (Indonesia), NC-115 y NC-186 (Libia) y Reggane (Argelia).

En términos de producción upstream, el objetivo de 750.000 b/d de petróleo equivalente para 2020 se ajusta bien con un objetivo de una tasa de crecimiento anual compuesto de 2.5% hasta 2020 que la compañía describió en febrero.

La producción total de upstream promedió 695.000 boe/d en 2017 y 727.000 boe/d en el primer trimestre de este año, impulsada por la producción total de sus operaciones en Libia.

Se espera que la adición de nueva producción upstream agregue 95.000 boe/d para el 2020, pero la compañía está buscando alejarse de algunos activos de bajo rendimiento para impulsar el flujo de efectivo por barril en un 30% en el período, dijo Imaz, sin especificar qué bienes.

Además, la petrolera también tiene la posibilidad de acelerar el progreso en algunos de los proyectos, y obtener más de ellos si es necesario, un ejemplo es el proyecto Duvernay, Canadá, que ya está produciendo.

La revisión del punto de equilibrio del flujo de caja libre a US$50/b también hace que las jugadas posteriores a 2020 más grandes de la compañía sean teóricamente rentables.

Imaz estimado el valor presente neto del punto de equilibrio en US$42/b para su proyecto llamado “ACDC más uno” dentro del cual se incluyen: Alaska; CPO-9 en Colombia; Duvernay en Canadá, Campos 33 y Sagitario en Brasil).

El bloque CPO-9 es operado en los llanos orientales de Colombia por Ecopetrol. Allí, cuenta en varios pozos (como Lorito-1) con el 55% de participación. La parte restante pertenece a Talisman Colombia Oil & Gas Ltd., empresa que pertenece a Repsol.

 

(Con información de Platts y Valora Analitik)

 

Foto de portada: Transporte al día.