Precios del café en mínimos desde 2006 y productores piden subsidios

417

Tras 23 meses seguidos cayendo, los precios internacionales del café se encuentran en su peor nivel desde 2006.

El precio por libra estuvo ayer a 97 centavos de dólar, por primera vez desde hace 12 años, a pesar de “una revaluación pequeña de la tasa de cambio del peso colombiano frente al dólar”, mencionó el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo.

Lo anterior ha llevado a que el precio interno al que se paga la carga esté por debajo de los 700 mil pesos, “que no cubre los costos de producción de los cafeteros en 500 municipios del país, lo que implica una crisis, pues no hay ninguna rentabilidad, sino pérdidas”, añadió.

El sector ha venido hablando con el Gobierno para evaluar qué tipo de apoyos podría dar. Mencionó un incentivo a precio interno; “subir un poco el precio de compra del café para compensar la caída que ha venido experimentando la cotización internacional”.

Además, un apoyo para el refinanciamiento de la deuda cafetera, “porque el productor no tiene con qué pagarlas” y a los insumos, como abonos y fertilizantes para que pueda continuar con su actividad el próximo año.

“Nosotros tenemos los mecanismos. El Gobierno tendría que dar una partida del presupuesto y con un previo acuerdo podríamos poner una cantidad por carga de café que venda el productor, en donde se le paga el precio internacional más esa bonificación que dé el gobierno”, explicó.  

Agregó que esta no es solo una crisis de las familias caficultoras del país, sino de las 25 millones de familias productoras de café en el mundo: “Hoy, toda la caficultura mundial está trabajando a perdida”.

Así mismo, sugirió consolidar una postura internacional de los países productores de café para pedirle a la industria que los acompañe en un esquema de responsabilidad conjunta, para que al productor no se le pague por debajo del costo de producción.

Parte de la caída del precio del grano tiene origen en el hecho de que Brasil tiene la cosecha más alta de su historia, por encima de los 60 millones, Vietnam recuperó su capacidad productiva de 22 millones a 30 millones y Centroamérica se recupera de un episodio de roya (un hongo) muy fuerte de los años 2014 y 2015.

“Hay la sensación de que hay suficiente café y a eso se le suma la posición de los fondos de inversión”, concluyó Vélez.

El año pasado el valor de la cosecha cafetera fue de 7,5 billones de pesos y este año la expectativa de la federación es por debajo de los 6 billones de pesos.

“1,5 billones de pesos menos en manos de las familias en cafeteras y circulando en la economía”, finalizó.