BNP Paribas mantiene proyección de PIB de Colombia, pero depende de reformas

201

El banco francés BNP Paribas espera que el foco de la actividad económica en Colombia permanezca en el debate de la reforma tributaria que presentará el Gobierno al presidente de la República.

Los mercados, dijo, seguirán pendientes de las intervenciones que el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, tenga en el Congreso debido a las acusaciones que recibió por parte de la oposición por presuntas irregularidades cuando ocupó la misma cartera en el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

Estas acusaciones, según el banco, se producen justo antes de que el proyecto de ley que modifica el código tributario, el cual podría incluir medidas impopulares, consideradas necesarias para la sostenibilidad fiscal, se presente en el Congreso.

Para los analistas de la entidad, el Gobierno puede llegar a anunciar medidas de austeridad durante la semana ya que el ministro Carrasquilla ha dicho en reiteradas ocasiones que el presupuesto para el próximo año le falta alrededor del 0.4% de financiamiento del PIB, lo que requiere un ajuste a las cuentas tanto del gasto discrecional como en el gasto corriente.

En su análisis, dijo, esto podría conducir a un paquete de austeridad cuando el Congreso discuta los detalles finales del presupuesto de 2019.

Según las estimaciones del BNP Paribas, el déficit comercial anual bajaría un 41% en cuanto a los datos económicos, los números referentes al comercio serán publicados el martes por el Dane.

Pronostica que el déficit comercial de julio será de US$500 millones como resultado de un aumento de 14% a/a en las importaciones, estimado para el mes en US$4.100 millones, en comparación con un aumento de 16% en las exportaciones (US$3.600 millones, lanzado el 3 de septiembre).

El déficit comercial acumulado a 12 meses debería ascender a US$5.000 millones, lo que representaría un 41% menos que en julio del año pasado. “Unos términos de intercambio mucho más amigables y mayores envíos agrícolas y manufactureros se consideran los principales impulsores de esta tendencia”, señala la entidad.

Espera que la recuperación económica tenga un mayor impulso cuando el viernes se publiquen datos del Índice de Seguimiento Económico (ISE). Considera un número sólido anualizado del 3.3%, que pueda acelerarse con respecto al segundo trimestre y refleje una mayor demanda de los hogares y un incremento en las inversiones.

“En cuanto a la demanda de los hogares, esperamos que se muestre un crecimiento más sólido para el segundo semestre. Continuamos con nuestro pronóstico del crecimiento del PIB en 3.0% para 2018 y 3.5% para 2019, ambas proyecciones ubicadas por encima del consenso”, detalló el informe del banco francés.

Esa estimación supone la aprobación de reformas impositivas y de seguridad social, junto con medidas microeconómicas destinadas a promover los negocios.

Una mayor confianza empresarial y del consumidor, una postura monetaria más flexible y unos términos de intercambio favorables deberían mantener el impulso en la economía colombiana, concluyó.