Obras de La Línea, el Toyo y el Pumarejo no tienen financiación

440

La Nación no tiene cómo financiar las obras del túnel del Toyo. Así se lo reveló en exclusiva a EL COLOMBIANO el nuevo director del Instituto Nacional de Vías, Invías, Juan Esteban Gil, quien aseguró que debido a cambios de diseños ahora se requieren 1,2 billones de pesos para la obra, que inicialmente costaba cerca de 500.000 millones.

Reveló que halló un Instituto con los recursos comprometidos y que no tiene margen de maniobra para realizar nuevas obras.

¿Qué entidad encontró?

“Me recibió un instituto organizado, con unos procesos de contratación muy transparentes, ejemplarizantes. También, una entidad que, técnicamente, podría mejorar demasiado y, lo más importante, sin recursos para emprender nuevos programas. Entonces, nuestro principal problema es que encuentro una entidad con una muy buena organización, pero presupuestalmente muy deficiente”.

¿Hay proyectos que se estén ejecutando que se vayan a quedar sin recursos?

“Sí, varios. Casi todos los proyectos que hacen parte del programa de ‘Vías para la Equidad’ no tienen financiación, quedaron con kilómetros por terminar. También hay grandes obras pendientes, como el túnel de la Línea, el del Toyo y el puente Pumarejo: no tienen recursos garantizados para su finalización. Esto quiere decir que lo que nos deja la administración anterior son unos proyectos en ejecución, pero no los recursos para terminarlos. Cuando miramos el marco de gastos del Invías todo está comprometido. Ante esta situación lo que estamos haciendo es buscar la posibilidad de garantizar los recursos para estos proyectos estratégicos”.

¿Del Toyo qué encontró?

“Encontramos el Conpes, pero no la financiación ni las vigencias futuras aprobadas. Con el Conpes que se aprobó, supuestamente, la Nación debía garantizar 542.000 millones de pesos para hacer las obras de acceso y los equipos electromecánicos. Cuando terminaron la actualización de los diseños se encontró que la obra que le correspondía al Invías ejecutar por 542.000 millones, no cuesta eso, sino que vale 1,2 billones. La Nación tiene un compromiso, por el Conpes, de financiar los 542.000 millones. Tendremos que realizar un nuevo acuerdo entre el departamento, el municipio y la Nación para poder garantizar sus recursos”.

¿Eso quiere decir que faltan, de parte de la Nación, cerca de 700 mil millones?

“Como dije al final, se tendrá que realizar un nuevo acuerdo entre el departamento, el municipio y la Nación. Pero hay que tener en cuenta que el Gobierno anterior no dejó el presupuesto aprobado ni garantizado tan siquiera para los 542.000 millones”.

En mayo de este año Invías aprobó una prórroga al contrato del Pumarejo. ¿No se suponía que todos los problemas de este puente estaban superados?

“Desde el inicio del contrato hubo una modificación de los estudios y diseños actualizando al nuevo código de Puentes lo que generó mayores cantidades de obra y en la construcción de la cimentaciones salieron otras obras adicionales. Eso generó una necesidad de 140.000 millones de pesos para terminarlo. En el presupuesto de 2019 este gobierno ha previsto los recursos, pero en este momento no están adicionados al contrato. Debemos garantizar que con esa plata sí se termine la obra”.

En diciembre, el Invías aprobó la terminación de las obras de la Línea por $224.407 millones, entonces, ¿qué es lo que falta?

“Ese contrato tenía una etapa de revisión de las obras que dejó abandonadas sin terminar el contratista anterior. Cuando hacen la revisión se dan cuenta que hay unos problemas de calidad y estructurales. Esto llevó a que un nuevo grupo de consultores revisaran la obra, con estudios de patología estructural avanzada, e indicaron que hay obras que hay que demoler, rehacer, corregir o volver a construir, entonces, frente a eso, con estos nuevos diseños realizados a finales del gobierno anterior, nos informaron que se necesitan 600.000 millones de pesos más para finalizar el proyecto completo. Esto incluye los equipos electromecánicos, los intercambiadores de Versalles, América y Bermellón, 31 puentes, 25 túneles y la puesta en marcha del túnel principal de la Línea de 8,6km. La obra civil del túnel de la Línea estará terminada en agosto de 2019 y se pone en marcha, en mayo de 2020. El resto de las dobles calzadas estarán para diciembre de 2020”.

¿Cómo encontró el paquete de obras de vías para la equidad?

“En general este programa tuvo una ejecución de un 80 % de la meta física. No quedaron recursos para finalizar el programa como tal. Nos encontramos con vías a las que les faltan 7 kilómetros como el corredor del sur entre Santana y San Miguel en Putumayo y por ello se están buscando nuevas fuentes de financiación. No hay dinero en el presupuesto del Invias para contemplar nuevos programas porque el marco del gasto de mediano plazo está totalmente restringido”.

¿Va a invertir en vías terciarias?

“Para 2019, el gobierno anterior dejó programado 4.000 millones en el proyecto de ley de presupuesto. La red terciaria del país está muy descuidada, tenemos zonas desconectadas por la falta de mantenimiento y sumado a la ola invernal. Esperamos tener un presupuesto que supere los 300.000 millones el 2019 y aumentar la inversión para llegar a una inversión de los 3 billones en cuatro años. En este momento no contamos con ese presupuesto, pero seremos muy ingeniosos en buscar dichos recursos para garantizar la inversión”.

¿Entonces su plan de inversión cuál es?

“Estoy estructurando unos programas para terminar los grandes proyectos, para concluir las pavimentaciones que son necesarias para conectar ciudades principales, un programa para mantener y rehabilitar la red de carreteras. Cuando tenga eso voy a salir a conseguir los recursos”.

 

(Tomado de El Colombiano. Escrito por María Victoria Correa)