Tres eventos internacionales que afectarán mercados latinoamericanos

2205

La reacción del balance de la Reserva Federal, así como una subida de las tasas de interés en Estados Unidos, es uno de los tres eventos internacionales que más tendrán efecto en los mercados de Latinoamérica en los próximos meses, le dijo en exclusiva a Valora Analitik Daniel Lacalle, uno de los 50 economistas más influyentes a seguir según Focus Economics.

Explicó que varios países de la región han aumentado su endeudamiento en dólares “de manera importante” en los últimos años. Entonces, la reducción del balance de la Fed y la subida de las tasas de intervención “hacen que los vencimientos de deuda corporativa, sobre todo en dólares, sean más complicados. Ese es un factor de carácter monetario”.

Por tanto, sugirió prestar mucha atención a los países donde el nivel de reservas en moneda extranjera es más alto, que los países, “lo estamos viendo con aquellas monedas que lo están haciendo mejor, como el peso colombiano”.

El segundo factor tiene que ver con las negociaciones comerciales entre Estados unidos y sus socios exportadores.

“Lo que estamos viendo ahora es que se está llevando a cabo una negociación. Aunque de cara a los medios de comunicación es más agresiva o complicada, no deja de ser algo mutuamente beneficioso, como pasó con Canadá, por ejemplo”, precisó.

El tercer factor mencionado por Lacalle es la evolución del precio de las materias primas. 

Brasil

El economista señaló que uno de los problemas que en Brasil podrían estar afectando los mercados de renta variable y de renta fija es un real debilitado por el riesgo político y el alto nivel de endeudamiento en dólares de esa economía.

“Como renta variable, hay que diferenciar entre los activos que tienen unos ingresos estables o regulados y los más cíclicos”, precisó.

Considera que se deben evitar todos aquellos activos que sean más dependientes del ciclo económico de ese país y buscar oportunidades en compañías con ingresos valorizados y un nivel de endeudamiento más bajo, así como aquellas con ingresos regulados relevantes.

Además, indicó que evitaría la renta fija brasileña, pues no es fácil encontrar oportunidades con suficiente rentabilidad con respecto al riesgo, frente a periodos similares: “La renta fija en Brasil se mantiene todavía cara”.

Argentina

El problema de Argentina es de acumulación de desequilibrios monetarios y fiscales durante muchos años, y que el Gobierno de Mauricio Macri no ha podido solventar todavía, comentó el economista español.

Añadió que el gran error que puede cometer un inversor es ver como un catalizador para la inversión en renta variable o en renta fija el acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), “porque siendo un acuerdo que pueda ser positivo a largo plazo para la economía, desde luego, no busca garantizar rentabilidad en los activos de riesgo”. 

El inversor debe mirar a Argentina con la cautela de un país que mantiene un riesgo monetario todavía muy grande y “con una política del banco central de Argentina que no deja de ser un problema”, añadió.

Aconseja monitorear los sectores o empresas donde hay bonos fundamentales y “guardar pólvora” para cuando realmente se haya llegado a una mejora. 

“Hay que esperar, vale más errar en la cautela que pensar que ya está todo descontado”, comentó.

Chile

Chile es una economía que goza de una estabilidad, “casi europea dentro de Latinoamérica” y no tiene ni el riesgo monetario o político que tienen otros países.

Eso lo beneficia, pues al observar la renta variable o renta fija, los múltiplos también lo reflejan.

La economía de ese país tiene unas perspectivas positivas, incluso si el precio del cobre cambia.

“Es una economía mucho más sólida de lo que muchos piensan. Los activos de riesgo en Chile están más caros, porque son más seguros”, mencionó.

Colombia

Sobre Colombia, Lacalle dijo que “es la gran esperanza y una gran oportunidad desde un punto de vista tanto de la economía (reformas estructurales) y el posicionamiento por parte del presidente Iván Duque, que pueden generar un cambio positivo a largo plazo para la economía”. 

Aunque reconoció que tiene riesgos, dijo que ni el banco central o el Gobierno están tomando medidas alocadas, lo que apoya la renta fija.

“La renta fija puede ser una de las grandes oportunidades en Colombia, si el Gobierno mantiene esa política de cautela y a la vez de atracción de inversión extranjera y si el banco central mantiene su política monetaria prudente como lo ha estado haciendo hasta ahora; es decir, que no busque destruir el poder adquisitivo de los ciudadanos”, expresó.

México

En el caso de México, afirmó que hay que esperar. Reconoció como un factor una política prudente del Banco Central de México.

Además, “la moneda de ese país está haciéndolo maravillosamente con respecto al dólar, a pesar de la negociación del TCLAN y de los riesgos comerciales y políticos”, puntualizó.

Recomendó estar muy pendientes, pues todavía “no sabemos qué tipo de política va a llevar cabo el presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, casi todos los inversores con que he hablado en México me decían que esperaban que no hiciese lo que decía que iba a hacer. Hay expectativa de que no ponga en marcha políticas que sean destructoras del crecimiento”, añadió.

Perú

La economía de Perú está bien posicionada para el entorno cambiante y el país no está sufriendo los vaivenes políticos y monetarios, al compararlo con otros países de la región.

“Tiene un amplio potencial y lo refleja con unas oportunidades de inversión en las que no hay que tomar un enorme riesgo monetario. El mayor riesgo está en las economías emergentes latinoamericanas que están perdiendo enormes reservas de dólares, mientras tienen necesidades de refinanciación en dólar”, explicó.

Finalmente, dijo que la política del inversor con respecto a Latinoamérica después de 10 años en que se ha visto un enorme flujo de los mercados desarrollados hacia los mercados en vías de desarrollo o en crecimiento debe ser de cautela.

Los preferidos del economista en renta fija y renta variable son Perú, Colombia y Chile.

Petróleo

Lacalle mencionó que el ahora mismo el petróleo está en un nivel en que puede ser un riesgo, porque el precio ha subido por una manipulación de la oferta por parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

Sin embargo, al ver el aumento, encuentra que hay mucha capacidad ociosa que se puede poner a trabajar para que el precio no esté tan alto.

“Cuando el precio sube de una manera agresiva y no es por un aumento muy importante de la demanda, sino por manipulación se pueden crear shocks en las economías consumidoras. Debería corregir a un nivel cercano a los 70 dólares, que está más en línea con los fundamentales. La Opep debería tomar medidas con la producción, ahora que no hay un problema con el exceso de inventarios”, finalizó.