Moody´s advierte falta de apoyo del Congreso al nuevo presidente de Brasil

Brasil / Elecciones 2018

Si bien la elección de Jair Bolsonaro como próximo presidente de Brasil mejorará la confianza de los inversionistas y reducirá la volatilidad del tipo de cambio, un congreso fragmentado aún representa un riesgo para futuras reformas, dijo hoy un informe de Moody’s Investors Service.

Los detalles de la nueva política económica de la administración aún deben aclararse, ya que el gasto fiscal, la reforma de las pensiones y el apoyo político en el Congreso serán desafíos para 2019 y más allá, advirtió la firma.

“Aunque Bolsonaro no articuló completamente su agenda de política económica durante la campaña electoral, los inversionistas perciben que probablemente aplicará políticas amigables con el mercado para beneficiar a varios sectores”, dijo el vicepresidente de Moody’s, Samar Maziad.

“Aunque esperamos una amplia continuidad de la política, la capacidad de generar apoyo en el Congreso para aprobar la reforma fiscal aún no se ha probado”, aseguró.

Es probable que la administración de Bolsonaro se enfrente a obstáculos al tratar con un congreso fragmentado, dijo el informe.

La retórica de campaña del presidente electo indica que podría desafiar la forma en que funcionan las instituciones brasileñas, por lo tanto, creando ruido político en el proceso. La capacidad para mantener el impulso político y el apoyo del Congreso está por verse.

Moody´s estima que el rebote en la confianza de los inversionistas apoyaría una recuperación económica moderada, beneficiando el desempeño del sector bancario.

El desapalancamiento corporativo y el bajo endeudamiento de los hogares ayudarán a estabilizar la calidad de los activos de Brasil. Mientras tanto, una mejora en el mercado laboral y un aumento gradual de las ganancias corporativas conducirá a una reducción en los castigos y los costos crediticios, dijo.

Al mismo tiempo, que las ganancias repondrán el capital y ayudarán a garantizar que los bancos cumplan con las nuevas reglas de capital a partir de principios de 2019 y estén equipados para prestar nuevamente.

A medida que la economía de Brasil se recupera, consideró Moody´s una disminución en el desempleo llevaría a un ingreso disponible más alto.

Las pensiones privadas y los productos de seguros de vida se beneficiarían en este escenario, y obtendrían apoyo adicional de la creciente concienciación pública sobre la importancia de los ahorros a largo plazo para las personas mayores, concluyó.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias