Fitch: Ventas omnicanal de minoristas en América Latina seguirán aportando pocos ingresos

78

Según la calificadora internacional Fitch Ratings, los comerciantes minoristas no alimentarios en América Latina están invirtiendo cada vez más en estrategias omnicanal, incluidos los rediseños de la cadena de suministro, para impulsar el crecimiento de las ventas.

Entiéndase por omnicanalidad como una estrategia de gestión del cliente que abarca el ciclo de vida de la relación del cliente con la empresa proveedora, donde se establece una comunicación e interacción coherente, consistente y sin fisuras por los distintos canales que el cliente quiera usar para interactuar con la empresa, fundamentalmente en tiendas físicas (retail), internet o el contact center.

Fitch espera que las ventas omnicanal experimenten un mayor crecimiento que las ventas de ladrillo y cemento en los próximos años; sin embargo, seguirán representando un pequeño porcentaje de los ingresos totales en el corto plazo.

En la actualidad, las ventas omnicanal representan entre el 1,5 % y el 10 % de las ventas minoristas en la región, según la magnitud de conectividad a internet y la inclusión financiera en cada país.

“A medida que los minoristas en América Latina diversifican sus estrategias de ventas y buscan nuevas fuentes de crecimiento de ingresos, los desafíos pueden incluir cambios en la logística, la distribución de productos y la gestión de inventarios”, dijo María Pia Medrano, directora de Fitch Ratings.

Desde 2013, los perfiles de crédito minorista no alimentario de América Latina han mejorado a medida que los minoristas respondieron de manera efectiva a las condiciones cambiantes y establecieron estrategias financieras conservadoras. Fitch espera un crecimiento moderado de los ingresos, márgenes de rentabilidad estables y perfiles crediticios inalterados en los minoristas durante 2019.

Además, la mayoría de los minoristas latinoamericanos tiene una liquidez adecuada, respaldada por efectivo disponible, acceso a créditos y vencimientos de deuda manejables.

Los factores que podrían afectar la calidad crediticia de este tipo de comerciantes en el futuro incluyen la depreciación de la moneda local, el bajo crecimiento y el consumo económico y el deterioro de las carteras de crédito.

Compartir: