Caen ventas de vivienda a extranjeros en EE. UU; dependen más de compradores chinos

114

Las condiciones desafiantes en el mercado de la vivienda de Estados Unidos, junto con los controles de moneda más estrictos por parte del gobierno chino, causaron una impresionante caída en la demanda extranjera de hogares estadounidenses. 

Por ello, el volumen en dólares de casas compradas por compradores extranjeros desde abril de 2018 hasta marzo de 2019 cayó 36% respecto al año anterior, según la Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces. La disminución se debió a una caída en el número y el precio promedio de las compras. Los extranjeros compraron 183.100 propiedades con un valor total de alrededor de US$ 77.900 millones, frente a los 266.800 valorados en US$ 121.000 millones en el período anterior.

“Una confluencia de muchos factores (un crecimiento económico más lento en el extranjero, controles de capital más estrictos en China, un dólar estadounidense más fuerte y un bajo inventario de casas en venta) contribuyó a la retirada de compradores extranjeros”, dijo Lawrence Yun, economista jefe de NAR.

Los chinos fueron los principales compradores por séptimo año consecutivo, comprando un valor estimado de US$ 13.400 millones en propiedades residenciales. Sin embargo, eso fue una disminución del 56% con respecto a los 12 meses anteriores y, comparativamente, la mayor caída porcentual de todos los compradores extranjeros.

Los chinos también pueden estarse alejando de Estados Unidos debido al clima político actual. Los agentes de bienes raíces en California han visto un retroceso en la demanda de los compradores chinos. El sur de California había sido particularmente popular entre los padres chinos que esperaban enviar a sus hijos a las universidades estadounidenses.

En el primer trimestre de este año, las consultas de compradores chinos para las propiedades de Estados Unidos en juwai.com, un sitio de bienes raíces en China, bajaron un 27,5% respecto al año anterior. Las consultas se han reducido en cuatro de los últimos cinco trimestres.

“Lo llamamos el efecto Trump. Es una combinación de retórica política anti-china, una represión contra el procesamiento de visas y, por supuesto, aranceles”, dijo Carrie Law, CEO y directora de Juwai.com, en una entrevista reciente. “El efecto Trump está socavando algunos de los principales impulsores de la demanda china de propiedad de los Estados Unidos, incluida la compra de viviendas para los estudiantes y la reputación del país como una inversión segura”, concluyó. 

(Con información de Cnbc)

Compartir: