Utilidades de empresas de la industria aseguradora cayeron un 33 % en 2020 en Colombia

Foto: Pixabay.

Las utilidades las compañías de la industria aseguradora pasaron de $2,2 billones en 2019 a $1,5 billones al cierre de 2020. Los sectores más afectados fueron automóviles, rentas vitalicias, riesgos laborales, accidentes personales, educativo y SOAT.

A octubre, las compañías de seguros habían devuelto $238 mil millones a 2,9 millones de asegurados. La pandemia afectó principalmente el crecimiento de las primas, que a diciembre pasado crecían el 1 % nominal y el -0.6 % real. El valor de las primas a diciembre de 2020 fue de $30,5 billones frente a $30,2 billones en 2019.

Durante el 2020 cada colombiano consumió, en promedio, $632.097 en seguros, lo que aumentó la profundización de estos en la economía, al pasar de 2,84 % a 3,04 %. Este comportamiento es producto de la caída del 6,8% del PIB, según el Dane.

Las ramas más afectados. Debido a los aislamientos preventivos, la declaratoria de emergencia sanitaria y la reducción de las actividades económicas y del consumo de los colombianos, se registró una disminución en la adquisición de productos para proteger la vida y el patrimonio.

Otros factores que influyeron fueron el desempleo, el aumento de la cartera de crédito, la no disponibilidad de ahorro y, especialmente, a que en épocas de restricción económica las personas dan prioridad los gastos relacionados con sus necesidades básicas, alimentación, educación y vivienda, entre otros.

Las ramas que registraron un mayor decrecimiento fueron automóviles (- 6%), rentas vitalicias (-25 %), riesgos laborales (-4 %), accidentes personales (-6 %), educativo (-24 %) y SOAT (2 %). Este último, a pesar de mostrar un comportamiento positivo, en la práctica es negativo si consideramos que la tarifa de este seguro está expresada en términos del salario mínimo, que para el 2020 tuvo un incremento del 6 %.

Industria aseguradora por ramas

Autos

Al cierre de 2020 se registraban 2.207.637 millones de vehículos con seguro voluntario de automóviles, lo que representa un 26 % del número de vehículos que tienen una póliza SOAT.

La disminución del 6 % de las primas de esta rama obedece principalmente a la menor circulación de los vehículos durante el aislamiento preventivo, la caída de las ventas de vehículos nuevos, la devolución de primas y la ampliación de coberturas que las aseguradoras otorgaron a sus asegurados.

SOAT

Con el inicio del aislamiento preventivo obligatorio para mitigar la propagación del Covid-19, la expedición de pólizas se redujo notablemente. En marzo, abril y mayo cayó el 22 %, el 48,3 % y el 11,0 %, respectivamente, frente a los mismos meses del año anterior.

Sin embargo, a partir de junio la expedición volvió a retomar la senda de crecimiento y cerró con un 2 %. Al cierre del año se registraron cerca de 136.372 vehículos menos que los que se reportaban en 2019.

Es importante resaltar que la evasión registrada al mes de diciembre fue de 49 %, lo que significa que 8,4 millones de vehículos tienen SOAT y casi la mitad de los que circulan en el país (7,6 millones de vehículos) no cumplen con la obligación.

Por esto, el sistema de salud deja recibir $1,6 billones para la atención de personas accidentadas.

Adicionalmente, dado que éste es un seguro regulado por el Gobierno Nacional y, en cumplimiento del Decreto 800 del 4 de junio de 2020, las aseguradoras transfirieron a la ADRES el equivalente al menor valor de los siniestros producto de la disminución de la circulación de vehículos y de los accidentes de tránsito durante el aislamiento obligatorio. La transferencia a la Adres fue de $213.823 millones.

Destacado: Pandemia afectó a cinco de las 10 principales ramas aseguradoras en Colombia

Incendios y aliadas

La rama registra un crecimiento de las primas del 11 %. En Bogotá se registran cerca de 20 mil propiedades aseguradas por un valor de $112,2 billones.

Tomando como base la información del número de hogares del Censo Nacional de Población y Vivienda 2018 del Dane y datos suministrados por las compañías de seguros que comercializan pólizas de Hogar, Fasecolda calcula que el 8,2 % de los hogares contaría con este tipo de cobertura.

Al replicar este ejercicio en los departamentos de Cundinamarca, Antioquia y Valle del Cauca, la profundización del seguro de Hogar corresponde, aproximadamente, al 13 %, 7 % y 8 % respectivamente.

Salud

En el seguro de Salud, el temor al contagio y la concentración de las IPS en los temas de coronavirus han generado una disminución importante en las consultas, exámenes de diagnóstico y procedimientos médicos con la consecuente disminución de la siniestralidad. Colombia registra más de 750.000 pólizas voluntarias de salud que cobijan a cerca de 2,5 millones de colombianos.

Cabe resaltar que se evidencia una mayor conciencia por con este tipo de coberturas, pues la rama registra un crecimiento del 12 %.

Vida individual y vida grupo

La siniestralidad de las ramas de Vida individual y Vida grupo aumentó al 43 % y 27 % respectivamente. Los últimos meses se registraron incrementos en las reservas por reclamaciones, las cuales se intuye deben estar asociadas en parte a fallecidos por Covid. Sin embargo, dada la confidencialidad con que se maneja dicha información, no es posible precisar el efecto.

Por otra parte, ‘La fuerza que nos cuida’, la cobertura gratuita creada por la industria aseguradora y que ampara a los trabajadores del sector de la salud, registra hasta el momento 120 reclamaciones y 23 más en estudio.

‘La fuerza que nos cuida’ cobija a cerca de 585.000 trabajadores asistenciales, dentro de los que se encuentra el personal profesional, técnico y tecnológico y ofrece una protección de 10 millones de pesos para cada familia del trabajador de salud que fallezca por Covid-19 en el periodo comprendido del 12 de marzo al 30 junio de 2021.

Accidentes personales
Al cierre de 2020, la caída en las primas de esta rama fue del 6 % como consecuencia de la disminución de fuentes de ingreso, lo que llevó a algunos asegurados a cancelar este seguro, cuyo principal medio de comercialización son las tarjetas de crédito.
Rentas vitalicias

El proceso administrativo para la expedición de una renta vitalicia requiere del trámite de una serie de documentos que se deben entregar a la aseguradora. Este se ha visto estancado por los efectos de la cuarentena, lo que ha redundado en una disminución del 33 % de las primas.

Riesgos laborales

La rama registró una caída del 4 % en sus primas. La disminución de afiliados al sistema es el reflejo del aumento del desempleo, pues pasó de 10.284.573 trabajadores afiliados al cierre del 2019 a 10.123.385 al cierre del 2020.

Al cierre de 2020, las ARL, dando cumplimiento a lo dispuesto por los decretos 488 y 500 de 2020, habían entregado más de 80 millones de Elementos de Protección Personal (EPP) e invertido más de $151.000 millones en la compra de estos.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias