Unas 385 mil personas salieron de la pobreza al cierre de 2017

196

Entre 2016 y 2017, 385 mil personas salieron de la pobreza monetaria, al pasar a 12,8 millones desde 13,3 millones, informó el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

Un 26,9 % de los colombianos estaba en condición de pobreza monetaria el año pasado; una disminución de 1,1 % frente a 2016, cuando eran un 28 %.

En las cabeceras municipales, la proporción de población en esa condición cayó 0,7 %, al pasar a 24,2 %, desde 24,9 % en 2016. Mientras que, en los centros poblados y zonas rurales dispersas, se redujo 2,6 %, pues bajó a 36 % desde 38,6 %.

El porcentaje en situación de pobreza extrema fue de 7,4 %; es decir, 469 mil personas salieron de esa condición, al alcanzar 3,5 millones, desde 4 millones.

En las cabeceras, esa proporción fue 5 % y en los centros poblados y rural disperso, 15,4 %. En 2016, la incidencia de la pobreza extrema en los centros poblados y rural disperso representaba 3,2 veces la de las cabeceras (18,1 % frente a 5,6 %), mientras que el año pasado esa relación disminuyó en 3,1 veces.

Ciudades con mayor pobreza monetaria y extrema

Bucaramanga y su Área Metropolitana (A.M.) fue la ciudad con menor porcentaje de pobreza monetaria en 2017, al alcanzar un 12 %. Le siguen Bogotá (12,4 %) y Pereira y su A.M. (12,7%).

En contraste, Quibdó fue la ciudad con mayor incidencia de pobreza monetaria en 2017 con 47,9 %, seguida por Riohacha (46,9 %) y Florencia (33,7 %).

La ciudad con menor porcentaje de pobreza monetaria extrema en 2017 fue Pereira A.M (0,8 %), seguida por Bucaramanga A.M. (1,4 %) y Manizales A.M. (2,1 %).

Quibdó también tuvo la mayor incidencia de pobreza monetaria extrema, con 17,7%, seguida asimismo por Riohacha (15,1 %) y Popayán (8,1%).

Distribución del ingreso 2017 (coeficiente de Gini)

La distribución del ingreso en el total nacional, en 2017 fue 0,508. En 2016, este fue de 0,517 y presentó reducciones consecutivas durante tres años.

El Gini de cabeceras municipales fue 0,488 en 2017 y de 0,495, en 2016. En los centros poblados y zonas rurales dispersas, para el 2017, la distribución del ingreso fue 0,456; en 2016 este coeficiente fue 0,458.

¿Qué es pobreza monetaria?

El Dane define pobreza monetaria como aquella que ocurre cuando el ingreso mensual per cápita de un hogar se sitúa por debajo de la línea de pobreza monetaria.

La línea de pobreza es el costo per cápita mínimo de una canasta básica de bienes (alimentarios y no alimentarios) en un área geográfica determinada.

Para 2017, el costo per cápita mínimo necesario en el país fue de 250.620 pesos, lo que equivale a un crecimiento de 3,7 % con respecto al del 2016 cuando se ubicó en 241.673 pesos.

De acuerdo, con lo anterior, si un hogar está compuesto por cuatro personas, será clasificado como pobre si el ingreso total del hogar está por debajo de 1.002.480 pesos.

Si la familia vive en las cabeceras este valor sería 1.103.272 pesos; si vive en los centros poblados y rural disperso es de 660.248 pesos; si vive en las trece ciudades y áreas metropolitanas es de 1.103.536 pesos y si vive en las otras cabeceras es de 1.102.896 pesos.

De otro lado, la línea de pobreza extrema es el costo per cápita mínimo de una canasta alimentaria que garantiza las necesidades básicas calóricas.

Es decir, un hogar compuesto por cuatro personas se clasifica como pobre extremo si su ingreso total está por debajo de 465.320 pesos. En las cabeceras este valor fue 485.636 pesos, en los centros poblados y rural disperso 396.328 pesos, en las trece áreas 487.956 pesos y en las otras cabeceras 482.304 pesos.