Fenómeno de El Niño: Usuarios también deben velar para mitigar sus impactos

Asoenergía explicó que los usuarios son parte esencial del balance energético, para ayudar a mitigar los efectos de el Fenómeno de El Niño.

Asoenergía pide prudencia frente a aumentos de embalses y alertó por alzas en tarifas
Asoenergía pide prudencia frente a aumentos de embalses y alertó por alzas en tarifas. Imagen: Colin Behrens de Pixabay.
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

La Asociación Colombiana de Grandes Consumidores de Energía Industriales y Comerciales (Asoenergía) explicó que los usuarios son parte esencial del balance energético, para ayudar a mitigar los efectos de el Fenómeno de El Niño.

Pues se espera un potencial desabastecimiento de energéticos como el gas natural, GLP, e, inclusive, de energía eléctrica, sin descontar el impacto en los precios.

Por lo que, de acuerdo con Asoenergía, el llamado de urgencia del Gobierno de Colombia, a la solicitud de un diálogo nacional para mitigar el impacto que tendrá el Fenómeno de El Niño en el sector eléctrico nacional, debe incluir a la demanda de energía.

Sandra Fonseca, directora Ejecutiva de Asoenergía, aseguró que es fundamental que la demanda no regulada -la gran industria del país- sea escuchada y sea participe de las discusiones para encontrar soluciones que permitan garantizar la confiabilidad del sistema eléctrico nacional.

Lo anterior, ante una situación de estrechez que impactará todo el sector energético por la inminencia de El Niño.

“Aunque hoy tenemos un nivel de los embalses cercano al 60 %, el problema que tiene el sistema es que no tiene una gran capacidad de reserva hídrica en términos de tiempo, y cómo no sabemos cuánto va a durar el Fenómeno de El Niño, en muy corto tiempo se puede agotar la capacidad de reserva de los embalses”, manifestó la líder gremial.

Recomendado: Fenómeno de El Niño: Las térmicas que respaldarán la energía de Colombia

Agregó que, en la práctica, un evento como El Niño requiere depender de toda la capacidad instalada que exista y esté en funcionamiento. “Vamos a depender de la generación hidráulica, a gas, a carbón e incluso en la generación a líquidos”, indicó.

La líder de Asoenergía explicó que, en cifras claras, la demanda de energía en un día ordinario de todos los sectores en Colombia -entre semana- es de cerca de 222 gigavatios hora día (GWh/d).

Y, actualmente, el país tiene, en términos de energía en firme en la oferta, 225 gigavatios hora día existente.

“Por eso, es tan importante que se asegure la disponibilidad real del parque generador, se revise la capacidad financiera asociada al Cargo por Confiabilidad, y entre en operación toda la capacidad adicional prevista este año, en particular las nuevas unidades de Hidroituango porque le aportarán al sistema unos 14 gigavatios hora día adicionales, para aumentar la oferta de energía en firme a 239 gigavatios hora día”, manifestó Fonseca.

Añadió que “estamos en un momento de equilibrio inestable en el balance de la oferta y la demanda existente, cualquier evento, error de cálculo o falla de un elemento del sistema nos expone como usuarios a un desabastecimiento”.

Recomendado: ¿Cuándo podría empezar el Fenómeno de El Niño en Colombia?

Reducir la demanda de energía, clave para luchar contra el Fenómeno de El Niño

La directora ejecutiva de Asoenergía explicó por qué toda la demanda debe ser considerada, incluyendo a los usuarios, en las soluciones que permitan hacerle frente a la inminente crisis que se avecina por el fenómeno climático, así su participación será clave para no desabastecer al país.

Entre tanto, la dirigente gremial aseguró que una demanda activa pueda generar un aporte adicional y apoyar en la estrechez que estaría enfrentando el sistema eléctrico nacional.

“En una situación crítica, y con parte de la demanda descubierta y expuesta a los precios de bolsa, estamos ante una posibilidad muy alta de que los precios, tanto de bolsa como de contratos en términos de generación, sigan subiendo por efectos de la inflación”, ratificó la experta.

Además, afirmó que “estamos enfrentando una incertidumbre en términos de lograr un balance suficiente de oferta y una situación donde los precios van a seguir subiendo”.

Flexibilidad de la demanda eléctrica

Como parte de la solución para mitigar el impacto del Fenómeno de El Niño en el sector eléctrico, Sandra Fonseca propuso que desde la regulación se permita la flexibilidad del lado de la demanda para que el sistema eléctrico pueda hacer frente a los cambios de la curva de duración de la carga, afrontar picos y así, al final, optimizar el costo total para el sistema.

Fenómeno del Niño en Colombia
Las lecciones aprendidas del fenómeno del Niño en Colombia. Foto: tomada de freepik.es – @ zirconicusso

“La señal de precios muestra claramente que en la actualidad hay una escasez inminente y creciente en el balance eléctrico; es decir, la necesidad de aumentar la disponibilidad de toda la infraestructura. Hasta lograrla, la flexibilidad inherente del sistema es la única posibilidad real para lograr el equilibrio entre la producción y la demanda”, sostuvo Sandra Fonseca.

Para la experta, es clave entender que los resultados del diseño de mercado requieren medidas que fomenten la real participación de todos de manera rentable.

Según la Asociación, la reciente decisión de incorporación de fuentes de energía renovables intermitentes, a menudo subsidiadas, como la eólica y la solar fotovoltaica, tendrán un profundo impacto en el sistema.

Recomendado: Fenómeno de El Niño: UPME destapa plan energético para mitigar impacto en Colombia

Esta nueva capacidad de generación, aunque importante, no es considerada fiable, flexible ni predecible por parte de Asobancaria. en todos los periodos de tiempo y, por tanto, profundiza la necesidad de flexibilidad de todos los demás participantes, y se traduce en un mayor costo total del sistema eléctrico”, añadió.

Por último, la directora ejecutiva de Asoenergía explicó que la flexibilidad que pueden ofrecer los usuarios es amplia, ya sea a través de la respuesta directa de la demanda, de la flexibilidad en sus instalaciones con autogeneración, con estrategias de uso de un portafolio de energéticos, con autoalmacenamiento, con adaptación de cargas, u otros mecanismos que incidan en su nivel y perfil de consumo.

“De hecho, los grandes consumidores industriales ya contribuyen en gran medida a la estabilidad de la red (consumo base estable y predecible) y pueden, por la naturaleza y el volumen de sus actividades, proporcionar los resultados más interesantes para la respuesta de la demanda, sin perder de vista que el primer objetivo de la industria es producir bienes. Este es un asunto de respuesta a señales que esperamos sean establecidas, que pueden además seguir los demás usuarios”, finalizó.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias