Se cae plan de Petro para importar gas desde Venezuela con Ecopetrol

Grupo Ecopetrol generó más de 128 mil empleos en 2023 con contratistas
Grupo Ecopetrol generó más de 128 mil empleos en 2023 con contratistas. Imagen: Valora Analitik
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

Luego de conocerse la decisión de Estados Unidos de revivir las sanciones petroleras hacia Venezuela, quedan algunas dudas en el tintero sobre cómo la decisión del país norteamericano afectaría al sector energético de Colombia y las intenciones de Ecopetrol de importar gas natural.

Al respecto, una fuente le confirmó a Valora Analitik que la petrolera estatal colombiana, Ecopetrol, ha descartado la idea de importar gas desde Venezuela, dejando así al acuerdo entre ambos países por fuera del radar.

No obstante, la misma fuente le aseguró a este medio de comunicación que la decisión de dejar por fuera la iniciativa de traer gas Colombia desde el país vecino fue tomada antes de la definitiva estadounidense.

Lo cierto es que, de acuerdo con Julio César Vera, presidente de la Fundación XUA Energy y expresidente de Acipet, el hecho de que Estados Unidos señale de nuevo restricciones a Venezuela -lo cual cobija a la petrolera PDVSA- de inmediato inviabiliza el desarrollo de dicha operación.

“Dado que al ser Ecopetrol una empresa listada en la Bolsa de Valores de New York no puede realizar algún tipo de operación con empresas que estén en listas restrictivas, como sería el caso de PDVSA”, manifestó el experto.

Recomendado: Uchuva 1, el mayor descubrimiento de gas Ecopetrol en más de 30 años

Esto, según Vera, independiente de las restricciones técnicas y operativas que puedan actualmente existir frente al negocio. Y agregó que “lo mismo sería en general para cualquier empresa colombiana que quisiera participar del negocio”.

Analistas del sector le han explicado a Valora Analitik que la decisión de Estados Unidos sobre Venezuela no se ha oficializado, ya que lo anunciaron hace pocos días y lo que se ha dicho es que dentro de dos meses la licencia general 44 -que es la que levantó las sanciones- no se va a renovar.

Esto representa un problema para los planes del Gobierno de Gustavo Petro ya que éstos le apuntaban a un acuerdo comercial entre ambos países para traer gas venezolano por medio de Ecopetrol.

¿Y si el Gobierno Petro y Ecopetrol desobedecen a Estados Unidos?

El asunto está en que el instrumento que pensaba usar el Gobierno Petro para este fin era la petrolera colombiana, pero Ecopetrol -con la decisión de EE. UU. en firme- no podría hacer algún negocio con PDVSA en materia de producción, extracción, venta o exportación de petróleo o gas.

Tampoco podría hacer provisión de bienes y servicios relacionados con hidrocarburos; en suma, no podría pagar facturas de bienes y servicios relacionados con operaciones del sector petrolero en Venezuela, no podría hacer inversiones y, mucho menos, podría recibir el petróleo o gas de Venezuela.

Sin embargo, hay otro problema que surge con este panorama: y es que, en la práctica, en caso de que Ecopetrol hiciera caso omiso a las restricciones de Estados Unidos, la compañía podría recibir grandes sanciones en sus negocios que tiene en el Permian, pues estaría haciendo negocios con una empresa y país sancionados: algo así como si éstos “estuvieran incluidos en un símil a una Lista Clinton”.

Cabe recordar que el negocio que Ecopetrol tiene en el Permian -una cuenca entre Texas y Nuevo México (en Estados Unidos) en la cual la empresa hace fracking en alianza con OXY- es uno de los más fructíferos de la compañía, pues ha logrado el récord de producir 100.000 barriles diarios de petróleo.

Recomendado: Nuevo descubrimiento de petróleo y gas en Colombia por parte de Parex y Ecopetrol

Otros problemas de depender del gas de Venezuela

De acuerdo con expertos, hay otros temas, aparte de los legales y jurídicos, que representarían un problema para Colombia si se importa gas de Venezuela.

Por ejemplo, el tubo por medio del cual se traería el gas al país tiene más de 15 años sin ser utilizado, por lo que las condiciones de su estado aún no son claras. Ya que no basta con tener un acuerdo entre ambos países, sino que se necesita de un diagnóstico inicial de cuáles son las condiciones del gasoducto -el cual, seguramente, necesitaría de varias adecuaciones y reparaciones clave-.

Otra arista que resaltó una fuente de Valora Analitik es que el gas de Venezuela no genera impuestos en Colombia, tampoco crearía muchos empleos, regalías, entre otros factores.

“Parecería una decisión bastante infortunada pasar a depender de gas de otro país, que ya nos incumplió una vez, cuando aquí en el territorio colombiano tenemos bastantes recursos gasíferos que están siendo explorados y explotados por varias empresas, incluyendo a Ecopetrol”, destacó una fuente que pidió no ser citada.

Hay que decir que la demanda de gas en Colombia sigue creciendo, pero su producción se estaría debilitando con el paso de los años. De hecho, la Unidad de Planeación Minero-Energética (UPME) publicó el borrador del Plan de Abastecimiento de Gas Natural 2023-2038 en el que se prevé una fuerte caída en la producción nacional de este energético.

Según los cálculos de la UPME, se proyecta un comportamiento decreciente del potencial de producción con el tiempo, “consistente con el comportamiento histórico, donde a medida que se van explotando las reservas estimadas, se reducen los volúmenes remanentes de proyectos comerciales por la declinación de los campos”.

Esto, de acuerdo con la Unidad, afectará la disponibilidad de oferta hacia el final del período declarado.

Y es que, en línea con la gráfica de la entidad, Colombia pasaría de producir cerca de 1.200 gigas BTU por día (Gbtud) a poco menos de 300 Gbtud a finales de 2032. Es decir, una caída de 75 % a nueve años, aproximadamente.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias