Datos de manufactura y comercio apuntan a desaceleración en EE. UU. en 1T

156

Los nuevos pedidos de bienes de capital fabricados en Estados Unidos cayeron sorpresivamente en enero por segundo mes consecutivo y las entregas apenas crecieron, apuntando a desaceleraciones del gasto corporativo en equipamiento y del crecimiento económico en el inicio del primer trimestre.

La moderación del crecimiento fue subrayada también por otro dato que el martes mostró que el déficit comercial se amplió el mes pasado por una disminución de las exportaciones, reportó Reuters.

Estos datos se suman a la debilidad de las ventas minoristas, la producción industrial y las ventas de viviendas en enero, sugiriendo que la economía perdió impulso en el comienzo deaño.

Sin embargo, la actividad económica en general siguió respaldada por la confianza del consumidor, que en febrero trepó a máximos enmás de 17 años. El aumento de los precios de viviendas también está impulsando la riqueza de los hogares, ayudando a apuntalar el gasto de los consumidores.

“El crecimiento este año debería ser fuerte, quizás incluso en el rango del 3 por ciento, pero para llegar a esa cifra, los patrones actuales de gasto corporativo y de los consumidores tiene que cambiar”, dijo Joel Naroff, economista jefe de Naroff Economic Advisors enHolland, Pensilvania.

El Departamento de Comercio dijo el martes que los pedidos de bienes de capital excluyendo aeronaves, un indicador clave sobre planes de gastos de las empresas, cayó un 0,2 por ciento enero tras ceder un 0,6 por ciento en diciembre, la primera caída consecutiva en los llamados pedidos de bienes de capital subyacentes desde mayo del 2016.

Economistas encuestados por Reuters proyectaban un incremento de un 0,5 por ciento el mes pasado. En la comparación interanual, los pedidos crecieron un 8,0 por ciento.

Las entregas de bienes de capital -excluyendo aviones y defensa- crecieron un 0,1 por ciento luego de acelerarse un 0,7 por ciento endiciembre.

En otro reporte, el Departamento de Comercio dijo que el déficit comercial de bienes creció un 3 por ciento a 74.400 millones dedólares en enero. Las exportaciones disminuyeron 3.100 millones de dólares, a 133.900 millones, y las importaciones cayeron 900 millones de dólares, a 208.300 millones.

El Departamento informó también que los inventarios mayoristas crecieron un 0,7 por ciento, lo que podría mitigar el impacto en el PIB estadounidense de la debilidad de los pedidos de bienes y de la ampliación del déficit comercial.

La economía estadounidense creció a una tasa del 2,6 por ciento en el cuarto trimestre del 2017. El crecimiento en el primer trimestre tiende a ser débil por una peculiaridad estacional.

En un tercer reporte, el Conference Board dijo que su índice de confianza del consumidor subió 6,5 puntos a 130,8 este mes, la medición más alta desde noviembre del 2000. El alza se produjo pese a la reciente volatilidad en la bolsa y fue impulsada mayormente por el optimismo con el mercado laboral.

En tanto, el índice compuesto de precios de viviendas elaborado por S&P CoreLogic Case-Shiller para 20 áreas metropolitanas deEstados Unidos subió un 6,3 por ciento en diciembre respecto aaño anterior tras el alza del 6,4 por ciento en noviembre.

La escasez de oferta está manteniendo altos los precios de las vivienda. Si bien eso engrosa el valor para los propietarios, está impactando en las ventas, que bajaron en enero por segundo mes consecutivo tanto en el caso de viviendas nuevas como en las usadas.