Ecopetrol iniciará sellamiento final de pozo por derrame en Santander

279

A La Fortuna, corregimiento en Santander donde ocurrió el afloramiento de crudo, llegó un unidad para contribuir con el proceso de identificación de las causas que generan la sobrepresión en el pozo Lisama 158 “de una manera segura para las personas, el medio ambiente y los equipos, todo esto para llegar a la etapa final de sellarlo”, afirmó el jefe del Departamento de Completamiento de la Vicepresidencia de Desarrollo y Producción de Ecopetrol, Edgar Mora Freyre, en un comunicado.

Fueron vertidos en la quebrada La Lizama desde el 2 de marzo 550 barriles de petróleo, causando mortandad de fauna silvestre y afectación de bosques y cuerpos hídricos del Magdalena Medio, y, con ello, desabastecimiento de agua.

Una caravana compuesta por los primeros siete tracto camiones, de un total de 14, llevó el ‘snubbing unit’, un equipo de alta tecnología, que pesa 60 toneladas, y un set denominado BOP (válvulas para controlar la presión), que pesa 100 toneladas más. Fueron traídos desde Houston, Estados Unidos.

El proceso de armado iniciará a partir de hoy y se extenderá por cinco días. El tiempo previsto de operación del equipo está entre dos y cuatro semanas, dependiendo de los resultados obtenidos.

“Ecopetrol reitera que el afloramiento de lodo, crudo y gas se encuentra controlado y desde el 15 de marzo no se registra caída de fluidos en fuentes hídricas. En este momento avanzan las labores de limpieza de la Quebrada La Lizama y el Caño Muerto”, finalizó.

Ayer, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) ordenó que se comenzara un proceso de sanción contra la estatal petrolera por no haber “informado oportunamente” sobre el afloramiento, así como “por no haber activado un plan de contingencia, ni ejecutado y controlado la emergencia”.