Barranquilla recibe calificación BBB de Fitch Ratings

190
Fitch Ratings

Fitch Ratings otorgó a Barranquilla la calificación crediticia de emisor en moneda extranjera y local a largo plazo (IDR) de BBB, pues considera que cuenta con márgenes de operación adecuados y niveles de deuda manejables en comparación con sus pares internacionales.

“Su importancia económica, ya que es uno de los principales puertos del país, y su crecimiento económico esperado, que está respaldado por prácticas de gestión adecuadas, también respaldan la calificación. El aumento en los niveles de deuda para apoyar el gasto de capital también se ha incorporado”, indicó la calificadora de riesgo.

Para Camilo Silva, gerente de Valora Analitik, es una buena noticia para la capital del Atlántico, porque la posiciona como una ciudad segura y con menos riesgos para inversiones.  

La calificación está limitada por el IDR soberano de BBB, con una perspectiva estable, en reconocimiento de un alto grado de control y una posible intervención por parte del Gobierno central.

En opinión de Fitch, la principal limitación para la calificación de Barranquilla es el gasto de capital en curso para cubrir el crecimiento de la economía local, que demanda las necesidades de infraestructura.

Barranquilla registra márgenes operativos fuertes y estables. En los últimos tres años, el margen de operaciones ha promediado 26 %. La entidad ha estado trabajando en el fortalecimiento de su marco fiscal para aumentar la recaudación tributaria local, presentando una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) NIN 2013-2017, para impuestos recaudados del 12,6 %.

Además, el control de los gastos operativos se apoya en el programa nacional de reestructuración de pasivos, que establece límites al crecimiento del gasto.

La entidad mantiene bajos niveles de deuda, con el ciento por ciento de la deuda total denominada en moneda local.

La deuda directa representó el 30,9 % de los ingresos corrientes en 2017.

Fitch modeló un escenario financiero considerando estas enajenaciones y sometió las proyecciones a escenarios adversos, concluyendo en métricas de crédito en línea con su rango de calificación crediticia.

La agencia espera la mayor ratio de deuda en 2019, con una deuda directa que representa el 40,2 % de los ingresos actuales y el servicio directo de la deuda, que es el 28,2 % del saldo operativo.

El gasto de capital de Barranquilla presenta una tendencia al alza, pero se mantiene estable y en línea con los pares internacionales. Al cierre de 2017, el saldo actual representó el 48,6 % del gasto de capital.

La administración local trabaja en la implementación de su programa de desarrollo para aumentar la infraestructura. Fitch espera que el gasto de capital siga siendo alto en valores absolutos, pero manejable en relación con su gasto operativo.