Se adelantarían elecciones generales en España si pronto no definen presupuestos

Rodeado por una parte de la prensa nacional y extranjera, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, admitió el lunes que no le quedará otra salida que convocar elecciones generales si los presupuestos se le atragantan en el Congreso y la Cámara decide que no salgan adelante.

De ahí que en las últimas horas creciera exponencialmente la hipótesis de unos comicios nacionales para el temido “superdomingo” del 26 de mayo.

Aunque esta suposición dependía de con qué miembro del Ejecutivo hablaras, pasando, desde los optimistas antropológicos que confían en aguantar hasta junio de 2020, a los que ven más que posible que la primavera o el otoño, a lo sumo, de 2019, sea la fecha en la que caiga el telón de la primera legislatura de la democracia alcanzada por una moción de censura.

Sin embargo, éste último no es el escenario que baraja Pedro Sánchez. Sin ambages, el presidente subrayó la preferencia que los partidos nacionalistas han de proferir hacia su Gobierno, básicamente por su “programa social, gestión, recursos y estabilidad”.

Según el secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), es más fácil para los soberanistas negociar con ellos algunas de sus demandas, antes que hacerlo con la derecha que se avecina en los sondeos, mantuvo en su interlocución con la prensa.

Cumplir el expediente

Por otra parte, y en el mismo lugar, en el Salón de Tapices del complejo de La Moncloa, fuentes del Ministerio de Hacienda hicieron alusión a los Presupuestos Generales, cuyos primeros trámites prevén febrero.

El negociado que dirige María Jesús Montero aceptó este lunes que la senda fiscal del 1,8%, aprobada en Consejo de Ministros, por segunda vez, decaerá este jueves ante la falta de apoyos parlamentarios.

Pero al tiempo, las mismas fuentes también admiten que, aun sabiendo que perderán dicha votación, presentan la senda fiscal por cumplir con el “trámite”, tal y como “nos indica” la Abogacía del Estado.

El siguiente paso del Ejecutivo será registrar los presupuestos directamente en el Congreso, en principio, y según ellos desean, sin tener que esperar a que los derribe el Senado, como ya han adelantado el Partido Popular y Ciudadanos.

Pendientes de PDeCat

En esa segunda fase de registro de las Cuentas y comienzo del debate, el Gobierno da por hecho un apoyo adelantado de Unidos Podemos y con el Partido Nacionalista Vasco, y en el momento de las enmiendas a la totalidad -que postulan la devolución del texto-, “hoy por hoy”, ninguna por parte de ERC, y puede que tampoco del PDeCat -o al menos una abstención-, donde el Ejecutivo aprecia una división enorme, y sobre todo, menos capacidad de presión de Carles Puigdemont y de Quim Torra, sostienen a eE.

No obstante, esta percepción no tiene más firmeza que una impresión, secundada el lunes por la opinión del presidente del Gobierno, quien no descarta que su paso por Cataluña obtenga sus frutos, y de ahí pueda sacar el voto favorable a unos presupuestos, como primer elemento colateral tendrán 2.500 millones menos para las Comunidades Autónomas.

Claro que el hecho empírico, si se diera, de que ERC y PDeCat no presentaran enmiendas a la totalidad, no da las garantías suficientes al Gobierno de que el trámite se corone con éxito y mantenga a Pedro Sánchez en Moncloa hasta 2020.

La urgencia del PP

El PP urgió al presidente a subir el 1,6% las pensiones y el 2,5% el sueldo de los funcionarios antes de que acabe el año, ya que son medidas “imprescindibles” que contemplan los Presupuestos Generales del Estado de 2018 y que aún no se han cumplido.

(Tomado de Eleconomista.es)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias