Ser miembro de junta no es un juego

Ser miembro de una junta directiva es una de las responsabilidades más importantes que hay en una organización. Antes de aceptar una invitación a participar en una junta, hay que conocer muy bien la situación de la empresa, las funciones que se deben desempeñar y, sobre todo, saber si se cuenta con las capacidades personales y profesionales requeridas para desempeñar correctamente este cargo.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias