Talento ti: Calidad con equidad

Iván Castaño, director ejecutivo de Ruta N

Para nadie es un secreto que en Colombia y el mundo existe una brecha importante cuando de talento para las áreas de tecnología  se habla. Solo en Medellín, proyectamos que se requieren llenar al menos 52.000 empleos basados en habilidades de la Cuarta Revolución Industrial para los próximos dos años.

Si además, vemos estos números con perspectiva de género, las brechas del sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones se vuelven aún más preocupante. Según el MinTIC, solo el 23 % de los cargos reportados por las empresas en Colombia son ocupados por mujeres. Para el caso específico de Antioquia, el panorama es peor, pues nos encontramos por debajo del promedio nacional con un 19%.

Entonces el trabajo ahora no solo se puede enfocar en conseguir más personas especializadas, sino que además debe garantizar que promueva acciones afirmativas para construir un futuro más equitativo.

Vea más información en la sección Perspectiva.

¿Cómo hacerlo? A través de estrategias integrales que atiendan varias aristas. Primero, se debe saber con qué demanda de talento se cuenta, lo que supone generar estudios localizados con empresas contratantes y los perfiles que requieren. Luego de recoger esos datos, tenemos que pasarlos a las entidades formadoras, de manera que puedan incluir esas habilidades que el mercado está, con urgencia, demandando.

Pero además se requiere que cada una de estas acciones se haga con enfoque diferenciado en el género, para que tanto la información que se recoge como las acciones que se implementan desde allí, den cuenta de la evolución de esta brecha y propongan acciones afirmativas para acelerar la integración de las mujeres en todos los niveles laborales de la industria TI.

Este es el panorama que estamos comenzando a explorar y aplicar en Medellín. Sabemos que se requiere un esfuerzo articulado de todo el ecosistema de ciencia, tecnología e innovación para lograrlo, pero Ruta N está justamente para esto. Y sumado a la apuesta de ciudad que marca el Valle del Software, se evidencia que por fin estamos dando pasos certeros para asumir los grandes retos sociales por los que pasan la ciudad y la región.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias