Análisis de datos: herramienta para moldear el futuro

Por: Juan Carlos Garcés, director general de Intel Colombia

El análisis de datos está ganando importancia porque se está convirtiendo en un soporte estratégico para moldear el futuro. En el entorno actual, donde la cantidad de información reta la capacidad humana de absorción, es un insumo básico para la toma de decisiones y el desarrollo de una organización.

Contar con las herramientas apropiadas para sacarle el mayor provecho a los datos e integrarlos al día a día hace la diferencia al momento de innovar.

En este sentido, se necesita tener la capacidad de hacer predicciones del mercado. Tomar decisiones en momentos críticos y capturar la percepción de los públicos de interés serán acciones realizables de la mano de la tecnología adecuada.

Para que esto suceda, es necesario procesar conjuntos de datos más grandes en menos tiempo, impulsar la eficiencia y la modernización del centro de datos y optimizar las inversiones en infraestructura.

Es decir, las empresas de todos los tamaños y en todas las industrias y verticales, así como las ciudades inteligentes del futuro, deben optimizar y modernizar sus centros de datos para seguir siendo competitivas.  No podemos posponer más el análisis de datos para moldear el futuro de la mano de la tecnología.

Es así como la infraestructura cumple un rol fundamental en el análisis de datos, haciendo posible simplificar la implementación de nuevas tecnologías como big data, machine learning y computación en la nube.

¿Qué significa esto para las empresas?

A través de la infraestructura hiperconvergente (HCI), las empresas pueden escalar las operaciones, aumentar la confiabilidad y la capacidad de administración y maximizar la utilización de los recursos, lo cual ayuda a potenciar la eficiencia y a reducir el costo total del centro de datos.

La hiperconvergencia trae la simplicidad de la nube al centro de datos. La gestión centralizada agiliza las operaciones, mientras que su arquitectura escalable minimiza el espacio del centro de datos. El uso de energía también se minimiza para ofrecer un TCO (Total Cost of Ownership o Costo Total de Propiedad) más bajo que la infraestructura tradicional y la nube pública.

Y esta es una tendencia que seguirá ganando fuerza. Según la encuesta IDC CloudView, el 85% de las organizaciones está evaluando o utilizando servicios de nube pública. Además, el 87% de las organizaciones tiene una estrategia de nube híbrida y el 94% de las organizaciones utilizará varias nubes públicas.

Es una buena práctica planear nuestra infraestructura con márgenes de seguridad. De esta manera, es posible evitar crear cuellos de botella por la falta de uno o más subsistemas. Con el aumento de opciones para diseñar soluciones de HCI, se puede lograr que los recursos se apoyen entre sí en un enfoque equilibrado, respondiendo al imperativo de mantener el conjunto en operación.

La clave es no sub-aprovisionar ni sobre-aprovisionar ningún subsistema. En general, cada subsistema necesita crecer a su ritmo; de lo contrario, es muy probable que se produzcan cuellos de botella inesperados.

Big Data: cómo usar el análisis de datos para moldear el futuro

Una plataforma optimizada para la carga de trabajo, que brinde una agilidad con un rendimiento mejorado y capacidades avanzadas puede ayudar a aumentar el rendimiento de los datos.

Su uso ayuda a extraer rápidamente valor de grandes conjuntos de datos para obtener información útil y oportuna. Esta información servirá de base para la toma de decisiones estratégicas y la tan esperada innovación.

La optimización de la computación, la memoria y el almacenamiento es importante para las organizaciones que desean realizar un análisis de datos rápido. Esto permitirá informar las decisiones comerciales que pueden mejorar el tiempo de comercialización y generar una ventaja competitiva.

Por otro lado, las empresas y ciudades inteligentes del futuro necesitan una infraestructura que esté adaptada a un escenario comercial específico o que se adapte a sus requisitos.

El talento humano: indispensable en el análisis de datos

El nuevo panorama generado por la pandemia ha hecho que las empresas colombianas reconozcan la necesidad de incorporar personas con conocimientos TIC, especialmente para analizar datos y proteger información. Según la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT), el sector TIC del país crea actualmente más de 370.000 empleos.

Incluso, entre las competencias técnicas más solicitadas a nivel nacional se destacan el análisis de sistemas de información y lenguajes de programación. Con lo anterior, podemos afirmar que el talento es la base para el éxito de cualquier proceso de innovación. De nada sirve tener infraestructura de última generación sino se cuenta con un personal capacitado, lo cual también es clave para moldear el futuro.

Se presenta el mismo caso al desarrollar inteligencia artificial con el fin de imitar la inteligencia humana. Existen distintos factores y situaciones adversas que solamente un humano será capaz de identificar para corregir el rumbo. Los datos pueden contar una historia, una parte de una narrativa más compleja, pero el ángulo y el hilo conductor debe tener en cuenta factores externos de vivencias y experiencias en el escenario particular, lo que implica la inclusión del capital humano frente a los mares de posibilidades de abordaje que nos presentan los datos para un mismo desafío.

La tecnología y los datos son claves para moldear el futuro

Con las tecnologías adecuadas, las organizaciones pueden acceder a sus datos más actualizados con mayor rapidez. Así mismo, pueden optimizar su inversión en infraestructura y modernizar sus centros de datos con confianza. Estas tecnologías pueden brindar a las organizaciones de todos los tamaños y tipos la capacidad de modernizar su infraestructura.

Con esto, pueden obtener el máximo valor de sus datos para que puedan crecer y prosperar. Este es solo un ejemplo de cómo el análisis de datos para moldear el futuro de la tecnología es esencial.

Recopilar datos, aprender de ellos y sintetizarlos son pasos esenciales para futuras innovaciones. Para hacer esto, las empresas deben usar tecnología con el fin de construir una plataforma empresarial de inteligencia moderna.

Si bien el camino hacia la innovación parece claro para muchas empresas, solo el 34% de las organizaciones han aprovechado al máximo los últimos avances tecnológicos en los últimos 12 a 18 meses, de acuerdo con IDC.  

Los datos son el nuevo petróleo y las empresas tienen que ser más conscientes de esto al momento de crear nuevas ideas, brindar un servicio de valor a sus clientes, tomar medidas relativas en cada oportunidad de negocio y contribuir a un mundo más seguro. De esta manera podemos concluir que el análisis de datos para moldear el futuro es fundamental para una verdadera transformación tecnológica del sector empresarial.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias