Negocio de modelos webcam genera 150 mil empleos en Colombia; hay oposición de varios sectores

En entrevista con Valora Analitik, Juan Carlos Rivera, director del Congreso Lalexpo, detalló los números y el alcance de la industria de modelos webcam en Colombia en cuanto a generación de empleo y movilización económica. Más noticias de empresas aquí

El ejecutivo explicó que el Congreso Lalexpo nació por iniciativa de ferias en otras regiones como Estados Unidos y Europa en donde se exponía el potencial de la industria de modelos webcam.

En ese evento se reúne a la industria del modelaje webcam que, enfatizó, es lejana a la pornografía, porque es como su nombre lo dice “modelaje por internet y no con sexo explícito”.

Esa industria genera alrededor de 150 mil empleos que favorecen al mismo número de familias. Esos empleos se basan en la existencia de 100 mil modelos colombianas registradas en las 25 plataformas que mueven unos pagos por US$50 millones mensuales.

Solo la empresa The Webcam Lab -que lidera Juan Carlos Rivera– tiene 350 empleos directos con oficinas en Bogotá, Medellín, Pereira, Cali, Bucaramanga y Rumania desde finales de 2021, así como en Estados Unidos.

Anunció que pronto abrirá sedes en Argentina, México y Brasil.

De acuerdo con el empresario, el negocio funciona de forma que la modelo que trabaja en la página alojada en Estados Unidos o Europa debe presentarse ante los agentes del estudio con una prueba de documento de mayoría de edad y con una prueba biométrica. Una vez recibidos, el estudio verifica la identidad y se hace la solicitud para que la página abra su perfil.

Aproximadamente entre el 45%-55 % de la venta que paga el cliente va como giro a la página que aloja a la modelo. El restante se le paga a la modelo si está vinculada con un estudio certificado o, entre 70%–90 %, si está en su casa trabajando por su cuenta.

Juan Carlos Rivera recomienda que las modelos trabajen con estudios legalmente reconocidos para que se hagan los giros por cuenta bancaria en Colombia, esto buscando usar los mecanismos legales vigentes en el país.

Al fomentar esa forma de legalidad, a la modelo se le retiene el 4 % de sus ingresos que se declaran a la Dian para su respectiva declaración de renta en el país.

Le puede interesar: No vender cigarrillos y ofrecer opciones de riesgo reducido para fumadores: la apuesta de PMI

Los estudios certificados están en mora de hacer su reporte a la Dian porque se debe buscar la legalidad, dijo el experto en el negocio de modelos webcam.

En las versiones anteriores del Congreso Lalexpo han asistido representantes de la Dian que explican los delitos y las consecuencias que se cometen si no se declaran los ingresos tanto de las modelos como de los estudios.

Uno de los aspectos que destacó Rivera en la entrevista con Valora Analitik es que no se permite en su empresa que haya mezcla de mujeres y hombres en un solo estudio. Para eso, dijo, hay estudios que permiten parejas, pero estas deben certificar que son esposos legalmente ante la ley colombiana.

En el marco de esa búsqueda de la legalidad, los estudios deben presentar ante la empresa un reporte de Sarlaft (estudio de antecedentes y verificación de lavado de activos) para confirmar que no hay relación con actividades delictivas.

Y, otra de las exigencias, es que no pueden estar ubicados cerca de un colegio, de una iglesia, y, si el estudio queda en una casa alquilada, el dueño del predio debe certificar que sabe sobre las actividades con modelos webcam que allí se van a realizar.

¿Negocio rentable?

Es frecuente que muchos estudios se quiebren porque es una industria especializada y que requiere alta inversión, así como mucha dedicación administrativa, dijo Rivera sobre la viabilidad del negocio.

E indicó que la inversión requerida es alta. Por ejemplo, el propio Juan Carlos Rivera está armando un estudio en un antiguo hotel con 50 habitaciones y piscina. Para eso, planea una inversión de US$1 millón, en tanto un estudio estándar requiere una inversión de entre $150-200 millones.

Desde hace meses Rivera y su equipo vienen preparando la versión 2022 del Congreso Lalexpo. Sin embargo, la oposición de varios sectores he generado que el evento tenga que mover su fecha y su ubicación dos veces.

Inicialmente, estaba todo organizado para hacerse en Cartagena a comienzos del año, pero la Alcaldía les quitó una autorización que ya había sido aprobada. Luego, se movió para Barranquilla entre el 13 y el 15 de junio en el Centro de Convenciones Puerta de Oro. Allí también hubo protestas de sectores que pidieron la cancelación del evento.

Según Rivera, haber movido los eventos les negó la posibilidad a esas dos ciudades de Colombia de recibir ingresos por unos $18 mil millones.

Advierte que hay amenazas y falta de apoyo para la industria de modelos webcam en el país.

Sin embargo, Rivera rechazó esas amenazas porque argumenta que sus empresas y sus aliados combaten la presencia de estudios ilegales en donde se ha descubierto trabajo de menores de edad, uso de software ilegal, evasión de impuestos y no declaración de ingresos.

La Dian, dijo, nos reconoce como exportadores de servicios desde Colombia y que se declaran los ingresos porque “pagar impuestos vale la pena”.

El trabajo del estudio webcam

En el relato, Rivera explicó que los estudios dividen sus jornadas en tres turnos de ocho horas para cubrir todo el día, pero las modelos trabajan únicamente turnos de cinco o seis horas lo que les permite generar ingresos -en promedio- de entre uno y tres salarios mínimos mensuales al inicio de la carrera.

Una modelo con experiencia y más producción, aseguró el empresario, puede tener ingresos desde $10 millones hasta $100 millones por mes.

Las cifras que reveló Rivera indican que la industria de modelos webcam deja unos $80 mil millones en impuestos al año, al tiempo que genera empleo formal y donación de recursos para fundaciones de trabajo social en La Guajira, Valle del Cauca y Antioquia.

Lea también: El 62% de las pymes en Colombia no tienen acceso a financiamiento

Finalmente, dijo que se seguirá el esfuerzo por organizar la feria Lalexpo 2022 con el apoyo de la asociación Asocea que se encarga de revisar la legalidad de los estudios, obtener los permisos de la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia (Sayco), de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), de la Secretaría de Salud de la ciudad, así como de generar los contratos con las modelos.

Les recomienda a las modelos webcam verificar en Asocea, Asowebcam y Fenalweb la legalidad de los estudios para los que quieren trabajar.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias