Tres retos de seguridad que deben afrontar los pagos digitales

La seguridad ante el fraude electrónico es una de las principales preocupaciones de los compradores digitales en el ámbito colombiano.

Los pagos digitales representan el 54% de las transacciones a nivel nacional, de acuerdo con cifras del Banco de la República y la Superfinanciera. Por esto, la ciberseguridad y la protección de los pagos en plataformas virtuales son clave para el crecimiento de este ecosistema en el país. Vea más noticias empresariales.

De acuerdo con las proyecciones de Kushki, la paytech unicornio que busca conectar a América Latina a través de los pagos digitales, el e-commerce colombiano alcanzó un volumen cercano a los US$20.000 millones durante 2021 y espera crecer en un 25% para finales de 2022.

De otro lado, indicadores de TransUnión señalan un incremento del 52% en los intentos de fraude global, entre 2019 y 2021. En el caso de Colombia, este indicador aumentó a 134%, siendo evidencia de la necesidad de implementar mecanismos de seguridad de primera clase para las empresas y consumidores.

“Las empresas debemos ir más allá de las regulaciones locales en materia de seguridad de la información. Nuestro objetivo debe estar siempre en cumplir con los estándares a nivel global, de forma que nos rete a actualizar nuestros procesos de forma permanente y aumentar nuestros niveles de seguridad frente a los intentos de fraude”, afirma Eduardo Cantón Reyes, Chief Governance & Compliance de Kushki.

Así puede reducir los riesgos de fraude

Con el objetivo de prevenir los riesgos de fraude y aumentar la seguridad de la información, Kushki propone tres puntos fundamentales para aumentar la seguridad y reducir la tasa de éxito de los fraudes

#1. Uso de tecnología avanzada: a través de Inteligencia Artificial y Machine Learning, es posible detectar patrones de comportamiento sospechosos y evitar la finalización de las transacciones. Estas herramientas son indispensables para garantizar la transparencia de los procesos y también ayudan en los procesos de validación de la identidad personal, necesarios en cada movimiento.

Recomendado: ¿Qué es el fraude corporativo y cómo avanza en América Latina y el Caribe

#2. Contar con un sólido Gobierno Corporativo:  Este organismo, con funciones y procesos claros, es clave para asegurar la confianza de los clientes y usuarios finales.  En diferentes empresas a nivel regional aún existen oportunidades de mejora a través de controles apropiados, que garanticen el cumplimiento de la regulación local y la adaptación a protocolos internacionales.

#3. Implementar estándares internacionales de alta calidad: todas las empresas de tecnología financiera deben cumplir con estándares internacionales como PCI, para la operación de pagos con tarjetas; el ISO 27001 para cumplimiento de seguridad informática y el PCI PIN para el procesamiento de transacciones en pagos en línea, cajeros electrónicos y en terminales de punto de venta. De esta forma, garantizan al máximo la seguridad de la información bancaria de sus clientes.

“El compromiso por la prevención del fraude debe ser una prioridad de todos los actores del ecosistema de pagos digitales. Desde Kushki estamos comprometidos por buscar los mejores talentos, tecnologías, certificaciones y protocolos que nos ayuden a aumentar la confianza general con relación a nuestra industria”, afirma el ejecutivo de Kushki.

De esta forma, a través de la cooperación conjunta, la implementación de tecnologías de última generación y el compromiso por cumplir con estándares internacionales, será posible aportar a la consolidación de un entorno digital cada vez más seguro y favorable para Colombia. 

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias