Colombia, entre últimos puestos de inclusión financiera global

inclusión financiera
Inclusión financiera. Foto: Pixabay.

El Índice de Inclusión Financiera Global de Principal analizó el avance en este campo en 42 países, donde Colombia está en la posición 39.

Solo Argentina (Puesto 42), Ghana (puesto 41) y Nigeria (puesto 40) están por debajo de Colombia en el índice que mide el avance de la seguridad y la inclusión financiera en el mundo, donde se tomó para el estudio a los 42 mercados en función de los indicadores de inclusión financiera de los sectores público y privado.

Pese que en el ámbito local, Colombia registra logros destacados en inclusión financiera, lo cierto es que el país está lejos de algunas de las principales economías del mundo medidas por la inclusión del sector gobierno, apoyo del sistema financiero y Apoyo al empleador, de acuerdo con el nuevo estudio publicado recientemente por Principal.

Colombia, con un puntaje de 32,21, reporta un índice de inclusión financiera en el ramo de gobierno de 25,72, muy lejos de lo que registra la economía de Singapur, en el primer lugar con un puntaje total de 68,85.

Singapur es el mercado más inclusivo en términos financieros del mundo, junto con los Estados Unidos, los países nórdicos de Europa y Hong Kong, según el primer Índice de Inclusión Financiera Global (el Índice) patrocinado por Principal Financial Group.

La investigación, a cargo del Centre for Economics and Business Research examina en qué medida el gobierno, el sistema financiero y los empleadores de un mercado proporcionan las herramientas, los servicios y la orientación pertinentes para permitir mayores niveles de inclusión financiera.

“El progreso económico mundial se basa en la inclusión financiera. Como organización dedicada a ayudar a que más personas tengan acceso a la seguridad financiera, creemos que la inclusión es un factor integral de la capacidad de un mercado para prepararse y recuperarse de la adversidad, crecer de forma sostenible y construir un futuro mejor”, declaró Dan Houston, presidente y director ejecutivo de Principal.

“El Índice de Inclusión Financiera Global proporciona un marco riguroso, con datos, para hacer un seguimiento de la inclusión financiera a escala mundial. Con ello podemos identificar las brechas estructurales en la inclusión financiera y tomar medidas para abordarlas, junto con muchas otras, para ayudar a construir una fuerza laboral y una sociedad más productiva y protegida”.

Principales indicadores del estudio

En el Índice se examinan 42 mercados y se les asigna una puntuación en tres pilares: apoyo gubernamental, apoyo del sistema financiero y apoyo del empleador. Todo ello a partir de datos procedentes de fuentes públicas y de encuestas.

Recomendado: Inclusión económica beneficia a 92 millones de personas en el mundo

El pilar del apoyo gubernamental analiza el grado en que los gobiernos promueven y permiten la inclusión financiera, teniendo en cuenta los datos sobre ayuda a las pensiones públicas, la protección de los depósitos y de los consumidores, el empleo, la educación y los niveles de conocimientos financieros, además de la conectividad en línea.

El pilar de apoyo del sistema financiero examina la disponibilidad y la adopción de distintos productos y servicios financieros, así como la educación, teniendo en cuenta los datos sobre el acceso a las cuentas bancarias y al crédito, el grado de madurez de la tecnología financiera y el uso de los pagos en tiempo real, así como la eficacia general del sector de los servicios financieros para promover la confianza y el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas.

El pilar del apoyo del empleador evalúa la disponibilidad y el impacto de los programas del empleador para mejorar el bienestar financiero y la inclusión de los empleados en varios aspectos, como las contribuciones a las pensiones de los empleados, los programas de seguros de los empleados y la orientación financiera.

En su primera edición, el Índice está ayudando a establecer un punto de referencia para la seguridad e inclusión financieras en las economías mundiales.

Conclusiones principales

En general, las economías desarrolladas se agrupan hacia el extremo superior del Índice, y las economías emergentes y en desarrollo se agrupan en la parte inferior. Seis de los 10 primeros mercados en inclusión financiera son europeos y, dentro de este grupo, cuatro corresponden a países nórdicos. Las economías más grandes de Europa se sitúan en la parte inferior de la tabla, con Italia como un valor atípico en el puesto 37. En la mitad inferior de la clasificación se encuentran principalmente países de América Latina, África subsahariana y Asia. Argentina ocupa el último lugar.

Las economías cuyo gobierno y sistema financiero ofrecen un fuerte apoyo tienden a ofrecer un menor nivel de apoyo por parte de los empleadores, y lo contrario también se cumple. Las economías desarrolladas normalmente obtienen una buena puntuación en cuanto al apoyo del gobierno y del sistema financiero, mientras que las economías emergentes suelen obtener una mejor puntuación en cuanto al apoyo de los empleadores.

Al considerar esta investigación desde el punto de vista de la inversión, los mercados analizados pueden agruparse en términos generales en cuatro categorías: economías maduras con visión de futuro; economías maduras con visión atrasada; economías jóvenes con visión de futuro; y economías dependientes.

Cada categoría proporciona una indicación de varios de los riesgos a corto, mediano y largo plazo a los que están expuestas las economías. En estas categorías aparecen algunos valores atípicos, principalmente algunas de las mayores economías como Estados Unidos, China e India, que no encajan claramente en una única categoría.

Los resultados sugieren que la inclusión financiera puede ser un indicador poderoso de la próxima generación de mercados de capital y riqueza a nivel mundial. Si los resultados de cada uno de los pilares son buenos, contribuyen a promover el crecimiento empresarial y la confianza y pueden propiciar el desarrollo acelerado de un mercado de capitales. Estos tres pilares pueden proporcionar información sobre la madurez económica general y el desarrollo de un mercado, así como sugerir formas de impulsar el progreso.

Los mercados mejor clasificados en cuanto a inclusión financiera también suelen obtener buenos resultados en otros factores sociales como la seguridad alimentaria, la productividad, la resiliencia económica y social, el nivel de vida y la adaptación al cambio climático. Existen fuertes correlaciones positivas entre las clasificaciones del Índice y las clasificaciones de los mercados en otros índices que hacen un seguimiento de los factores clave que afectan a la población mundial en la actualidad.

“El Índice brinda una visión horizontal basada en datos para que los mercados desarrollados y emergentes aprendan unos de otros cuando se trata de fomentar una ciudadanía inclusiva desde el punto de vista financiero”, explicó Kay Neufeld, jefe de previsión y liderazgo de pensamiento del Centre for Economics and Business Research. “Hicimos un seguimiento del Índice en función de métricas que obedecen a algunas de las tendencias más significativas a las que se enfrenta la sociedad actual, como la inseguridad alimentaria y el cambio climático, y pudimos reconocer una clara relación entre la inclusión financiera y los factores que contribuyen al éxito de la sociedad”.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias