Mujeres y jóvenes: motores de aumento de operaciones crediticias de Colombia en 2022

Operaciones crediticias en Colombia
El crédito en Colombia se encarecerá con la mayor tasa de usura. Foto: cortesía DataCrédito Experian.

De enero a agosto de 2022, la actividad crediticia tuvo un crecimiento en comparación con el mismo periodo del año anterior en Colombia. El valor de las operaciones de crédito presentó un incremento del 18 % y el número de operaciones crediticias creció un 34 %.

Así lo reveló el más reciente estudio, publicado por DataCrédito Experian, denominado “El crédito en el 2022 y el comportamiento de las primeras aperturas crediticias”, en el que se analizó, de un lado, el total de las operaciones de crédito con corte al mes de agosto y, por otro, las características de la primera operación de crédito en los últimos años.

“Para esta investigación se tuvo en cuenta el comportamiento crediticio de personas naturales, que fueron registradas en DataCrédito Experian, lo que nos permitió determinar, no solo la situación general de las operaciones de crédito, sino el comparativo entre un año y otro”, aseguró Clariana Carreño, presidente de DataCrédito Experian.

Las mujeres tuvieron, en los primeros ocho meses de 2021, 13.1 millones de operaciones y, en el 2022, pasaron a 18.3 millones, lo que equivale a un crecimiento del 39,4 %, superior al promedio general de 34,8 %.

En cuanto a los hombres, su crecimiento fue del 28 %, llegando a 12 millones de operaciones, para el mismo periodo. Esta diferencia en el crecimiento de mujeres y hombres condujo a que la participación de ellas en el 2022 llegase a un importante 60,3 %, mientras ellos terminan con el 39,7%.

Jóvenes menores de 28 años, cada vez más activos en el crédito

Los más jóvenes fueron los de mayor crecimiento, especialmente los que se encuentran entre los 18 a 21 años, con un 141,3 %. Este rango aumentó su participación del 3,1 % al 5,5 % para este año.

Para la población entre 22 a 28 años, el crecimiento fue de 44,8 % (superior al promedio de 34,8 %) llegando a un total de 6.3 millones de operaciones en el 2022 y aumentando su participación del 19,3 % al 20,7 %.

Para los siguientes rangos de edad, el crecimiento disminuye y se sitúa por debajo del promedio general, es decir usuarios de 29 años a 66.

Operaciones de crédito

Teniendo en cuenta el valor económico de las operaciones de crédito, divididas por periodo de cuatro meses, se apreció que entre enero y abril de 2021 y 2022, creció el valor en un 24,3 %, pasando de $61.4 billones a $76.3 billones.

Destacado: Solicitud de créditos en Colombia puede aumentar en 75% por inteligencia artificial

Para los siguientes cuatro meses, es decir de mayo a agosto, el crecimiento se redujo al 12,2 %, pasando de $67.4 billones a $75.6 billones en operaciones crediticias.

En ese sentido, si se presentan las operaciones crediticias de todo el periodo, enero a agosto, se evidenció que hubo un crecimiento de cartera de $128.8 billones a $151.9 billones para los primeros ocho meses de 2022, lo cual representó un incremento significativo del 18 %.

Entre enero y abril de 2021 se realizaron en total 10.4 millones de operaciones de crédito y, para el mismo periodo del año 2022, aumentaron a 14.7 millones, mostrando un muy alto crecimiento anual del 41,5 %.

Para los siguientes cuatro meses, mayo a agosto, la variable bajó y se situó en 29.2 %. Tomando los ocho meses completos, para el año 2021 se realizaron 22.7 millones de operaciones y en el 2022, 30.6 millones.

Esto representa un fuerte crecimiento en las operaciones del 34,8 %, permitiendo que el acceso al crédito llegue a una gran parte de la población colombiana.

En cuanto a operaciones crediticias, Cundinamarca tuvo la mayor participación con cerca del 30 %, sin embargo, fue la de menor crecimiento con un 29,8 %. Esta región bajó su participación dentro del total, pasando de 30,8 % en el 2021 al 29,7 % en el 2022.

La de mayor crecimiento fue el Caribe, que tuvo un incremento del 44,3 %, superior al promedio nacional del 34,8 %. En los primeros ocho meses del 2021, tuvo 3.1 millones de operaciones y para el 2022 creció a 4.5 millones representando un 14,8 %.

Créditos dirigidos a estratos socioeconómicos 1, 2 y 3.

La participación de los estratos 2 y 3 fueron los más importantes con 29,3 % y 37,3 % respectivamente para el 2022.  Incluyendo la participación del estrato 1 con 8,1%, se concluye que 15 de cada 20 créditos se dirigieron estos tres estratos con un aumento de 74,7 %.

En cuanto al crecimiento, entre las dos ventanas de tiempo, se evidenció una relación inversa, es decir, a menor estrato mayor crecimiento.

Esto permite concluir que el crédito está llegando a la población con menores condiciones económicas en mayor proporción, lo que ayuda a reducir el desbalance entre los diferentes niveles socioeconómicos. Además, los usuarios de estos estratos están dejando de acudir a opciones como los “gota a gota” para contar con una opción más segura.

El estrato 1 creció 38,3 % y el estrato 2 un 34,2 %, llegando a participar dentro del total de operaciones con corte agosto de 2022, con un 8,1 % y 29,3 % respectivamente. Entre el 2021 y 2022, estos dos estratos ganaron un 1,5 % en participación; los demás crecieron un poco menos y de manera muy pareja los estratos 4, 5 y 6.

Crédito comercial y de consumo

La cartera de consumo fue la de mayor actividad en número de operaciones, llegando a agosto del año 2022 a 17.4 millones, así como también con una participación del 62,2 % en el total de créditos.

Revisando el crecimiento, la cartera comercial tuvo el mayor aumento con un 43,2 %, logrando un total de 9.1 millones de operaciones entre enero y agosto del presente año y pasando de una participación del 30,7 % al 32,4 %.

Este buen desempeño de la cartera comercial evidenció que las personas estuvieron interesadas en solicitar créditos para generar ingresos y crear o expandir emprendimientos.

El microcrédito creció un 14,2 %, teniendo una participación al 2022 del 4,9 %, recuperando algo de actividad, pues durante la pandemia se vio fuertemente afectado.

La cartera hipotecaria mostró un bajo crecimiento del 3,6 % en el número de operaciones, pero durante 2020 y 2021 fue la de mayor crecimiento.

Por sector, la investigación halló que el real aglutinó la mayor actividad crediticia, tanto en crecimiento, con un 47,8 %, como en la participación en el número de operaciones en el 2022, con el 50,1 %, llegando a entregar uno de cada dos créditos.

El sector financiero aumentó un 35 %, valor similar al promedio general y mantuvo su participación del 31 %; durante la pandemia fue el más afectado debido al ajuste en las políticas de crédito del sector.

Por otro lado, el sector de telecomunicaciones creció 9,2 % para el 2022, un crecimiento menor al promedio, pero durante 2020 y 2021 fue el que menos se vio afectado por la llegada del Covid-19.

Se apreció que los productos de cartera bancaria y tarjetas de crédito tienen el mayor número de operaciones, entre enero y agosto de 2022, con más de 3 millones.

El crecimiento más alto lo tienen estos dos productos, con el 52,8 % y el 39,4 %, respectivamente. En particular, las tarjetas de crédito tuvieron una reducción durante los años 2020 y 2021, como consecuencia de la pandemia.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias