Consumo Vampiro: ¿Qué es y cómo afecta la factura de energía?

Los ‘consumos vampiro’ son aquellos gastos ineficientes de energía que ocurren cuando un dispositivo se dejan conectados a la toma.

Consumo Vampiro
Consumo Vampiro: ¿Qué es y cómo afecta la factura de energía? Foto: cortesía
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

El pasado 4 de noviembre, luego de establecer que durante 5 trimestres consecutivos se registraron valores superiores a los 0,5 ºC en la temperatura del océano Pacífico, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) declaró oficialmente el fenómeno de El Niño en Colombia.

Tras este anuncio, y la época seca que “iniciará en diciembre y que podrá extenderse durante varios meses en 2024”, los precios de la energía en el país vivirán un periodo de presiones al alza.

Por esta razón, para que su factura de la luz no se dispare en los próximos meses y pueda evitar ineficiencias, es importante que conozca qué son los ‘consumos vampiros’ y cómo evitarlos con facilidad.

¿Qué son los gastos vampiro y cómo afecta el consumo de energía?

En este sentido, los ‘consumos vampiro’ son aquellos gastos ineficientes de energía que ocurren cuando se asume que un dispositivo, electrodoméstico o maquinaría no está generando un consumo y, en consecuencia, se siguen dejando conectados a la toma.

Así, por ejemplo, imagine una oficina; cargadores que no estén alimentando un dispositivo; celulares o computadores que ya alcanzaron el 100 % de su carga, pero que se siguen dejando conectados a su toma; o electrodomésticos o maquinarias que estén apagados, son casos de este tipo de consumo ineficiente.

“Para hacerse una idea de lo que representa este tipo de consumos, es de mencionar que el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley (EE. UU.) comprobó que un celular completamente cargado que se deja conectado consume cerca del 60% de la energía que utiliza cuando se está cargando con normalidad; y un computador, a su vez, alcanza hasta el 66%. De ahí la importancia de entender que conectar cualquier dispositivo, por más que esté apagado o de que se retire su parte final, ya supone un consumo”, explicó Sebastián Cajamarca, jefe de Datos de Bia.

Le puede interesar: GEB y Telefónica forman alianza para apoyar a emprendedores de sectores energía y tecnología

Estos consumos, cuando se multiplican por todos los electrodomésticos que hay en una casa, pueden representar una cuota representativa en la factura de la energía de los hogares.

De igual forma, y a una mayor escala, ocurre en el caso de las empresas, a quienes en la mayoría de los casos se les dificulta llevar el control de su consumo energético por el hecho de contar con varias sedes o puntos de operación.

“Lo bueno es que, con la comercialización digital de energía, en la cual se instala un medidor inteligente y se analiza el consumo con analítica de última generación, este problema se ha eliminado al tener recomendaciones en tiempo real que permiten alertar al usuario sobre ineficiencias y oportunidades de ahorro. Para todos aquellos que quieran conocer más sobre estas tendencias en el mundo de la energía, los invitamos a que nos acompañen en el evento que tendremos el próximo 6 de diciembre”, concluyó Cajamarca.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias