Avances con tarjetas de crédito: ¿Por qué no es buena idea pedirlos?

Avances con tarjetas de crédito
Avances con tarjetas de crédito: ¿Por qué no es buena idea pedirlos? Foto: tomada de Freepik
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

Las tarjetas de crédito son una herramienta financiera utilizadas para realizar compras, pagar servicios o, por medio de avances, obtener dinero en efectivo.

De igual manera, es importante tener en cuenta los costos que generan los intereses antes de utilizarlas.

Y es que, en muchas ocasiones, las personas a fin de mes pueden llegar sin dinero, por lo que acceden a alternativas como los avances en las tarjetas de crédito, la cual consiste en hacer un retiro de dinero en determinado cajero automático.

¿Cómo funcionan los avances con tarjetas de crédito?

En Colombia, los avances con tarjetas de crédito son una forma de crédito de alto costo. Las tasas de interés de los avances suelen ser mucho más altas que las tasas de interés de los préstamos personales o de los créditos de consumo. Además, los avances suelen cobrar una comisión por transacción.

Por estas razones, los avances con tarjetas de crédito pueden ser una mala idea si no se tienen en cuenta los costos asociados.

Le puede interesar: En Colombia se sigue poniendo barato pagar con tarjeta de crédito

Avances con tarjetas de crédito
Razones por las que no es buena idea pedir un avance con tarjetas de crédito. Foto: tomada de Freepik

Razones por las que no es buena idea pedir un avance

A continuación, se presentan algunos de los principales motivos por los que no es buena idea pedir un avance.

·         Tasas de interés altas

Las tasas de interés de los avances suelen ser mucho más altas que las tasas de interés de los préstamos personales o de los créditos de consumo.

Por ejemplo, la tasa de interés promedio de los avances con tarjetas de crédito en Colombia es de 30 % anual. Esto significa que, si pide un avance de $1.000.000, pagará $300.000 en intereses durante un año si no paga el saldo completo.

·         Comisión por transacción

Además de las altas tasas de interés, los avances con tarjetas de crédito suelen cobrar una comisión por transacción. Esta comisión suele ser de $5.000 o más. Esto significa que, si pide un avance de $1.000.000, pagará $5.000 (o más, dependiendo del banco) en comisiones adicionales.

·         Costos ocultos

Además de las tasas de interés y la comisión por transacción, los avances con tarjetas de crédito pueden tener otros costos ocultos. Por ejemplo, algunos bancos pueden cobrar una tarifa mensual por mantener un saldo pendiente en el avance.

·         Dificultad para pagar el saldo

Los avances suelen ser de montos elevados. Esto puede dificultar el pago del saldo completo, especialmente si tiene otros gastos mensuales.

Alternativas de préstamos más económicas

Si necesita dinero en efectivo, es importante considerar otras opciones antes de pedir un avance. Por ejemplo, puede solicitar un préstamo personal o un crédito de consumo.

Estos tipos de crédito suelen tener tasas de interés más bajas y comisiones más bajas. También puede considerar pedir un préstamo a un familiar o amigo.

En conclusión, los avances con tarjetas de crédito son una mala idea si no se tienen en cuenta los costos asociados. Si necesita dinero en efectivo, es importante considerar otras opciones antes de tomar esta decisión.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias