Las tres mejores acciones para invertir, según Corredores Davivienda

495

Grupo Argos, Grupo Éxito y Grupo Energía de Bogotá (GEB) hacen parte de la selección de compañías recomendadas, “top picks”, de Corredores Davivienda, al considerarlas “como las mejor posicionadas desde el punto de vista de valor y de los sectores para este año”.

En primer lugar, el portafolio de tierras localizadas principalmente en Barranquilla y el negocio de concesiones viales representan, según la comisionista, el mayor potencial de valorización para la acción de Grupo Argos.

La creación de valor para los accionistas se fundamenta en un portafolio con foco en infraestructura, “balanceado en geografías, sectores y monedas”.

El Capex total comprometido para el programa 4G suma 3,4 billones de pesos (5,2 % del total).

Sin embargo, enfrenta riesgos como el bajo nivel de caja actual para responder a necesidades de capitalización de algunas de sus filiales; retrasos adicionales en infraestructura, que podrían continuar impactando rentabilidad de activos y ventas de portafolio de tierras a un menor ritmo, a razón del ciclo económico actual.

Sobre Grupo Éxito, señaló que es un negocio de naturaleza defensiva, expuesto a economías de la región con 300 millones de consumidores potenciales y con un ingresos per cápita promedio de 10.500 dólares.

Un mejor entorno macroeconómico en Brasil jalonará el desempeño en el corto y mediano plazo, mediante la línea de alimentos de Grupo Pão de Açúcar (GPA).

Pese a lo anterior, la desaceleración del consumo nacional ha comenzado a impactar las ventas de la compañía, así como el aumento de la competencia en el segmento de hard discount (a lo que se añade el anuncio de llegada de Amazon en julio).

Otro riesgos son la actualización sobre el proceso de desinversión de la línea de no alimentos en Brasil, correspondiente a Via Varejo, los gastos financieros como holding y el impacto en la utilidad neta de la compañía.

Finalmente, mencionó que Grupo Energía de Bogotá tiene una posición cómoda para explorar oportunidades de crecimiento sin presionar indicadores de endeudamiento.

Cuenta también con una mezcla de negocios maduros, con potencial de crecimiento que apalanca la generación de valor; operaciones diversificadas por región, indispensable para una compañía expuesta a riesgo regulatorio, además de ser un emisor de naturaleza defensiva y con un atractivo retorno por dividendos.

Sin embargo, a monitorear está un ajuste en política de distribución de dividendos por parte de Condensa, “teniendo en cuenta su plan de expansión”.

La atención debería estar asimismo sobre cambios regulatorios, al considerar la actualización en la remuneración en que trabaja la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg); el control del Distrito, que expone a la compañía a descapitalizaciones adicionales y la definición de un plan estratégico que le permita aprovechar sus excedes de caja eficientemente, finalizó Corredores Davivienda.

Fortaleza de acciones locales

La comisionista también mencionó que la balanza de riesgos continúa inclinándose a favor de las acciones locales, “lo cual ha llevado en los primeros días de abril a borrar las pérdidas del índice Colcap y ubicarse muy cerca de los niveles en los que inició el 2018”.

Ese comportamiento se atribuye a valoraciones atractivas más bajos retornos de renta fija; reducción tasas de interés, menor inflación y recuperación económica; cambios en comercio podrían favorecen a América Latina y cambios regulatorios a Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) y Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales (Fonpet).

“Una guerra entre Estados Unidos y China podría terminar beneficiando a la región; de hecho, desde que se anunciaron las medidas proteccionistas el indicador MSCI Latam ha incrementado considerablemente su exceso de retorno frente al MSCI Emergentes”, precisó la comisionista.

En tanto que la propuesta de cambio regulatorio a AFP, explicó que podría llevar a que los nuevos aportes se destinen en mayor proporción a renta variable, lo cual se suma a la propuesta de aumentar el límite de renta variable a Fonpet y permitirle invertir en acciones de media y alta bursatilidad. Estas propuestas tendrían un impacto positivo en el mercado de acciones local.

Son aspectos negativos en la balanza: el entorno difícil para el sector construcción; propuesta MSCI-Acciones preferenciales y la baja liquidez de negociación.

Finalmente, afirmó que la incertidumbre internacional golpeó los mercados en marzo. El Colcap mantuvo desempeño negativo en ese mes.  Mientras que el sector petróleo y gas fue el único con desempeño positivo.

“El potencial de valorización del Colcap (4 %) se redujo nuevamente. Sin embargo, dada la dispersión de potenciales de retorno entre las acciones, las oportunidades siguen estando en compañías específicas”, puntualizó.

Perspectivas de la tasa de cambio

El sesgo de Corredores Davivienda se mantiene alcista para lo que resta del año, “pero factores locales pueden mantener al peso relativamente fuerte en abril”.

El rango de negociación del USDCOP para ese mes, de acuerdo con la comisionista, estaría entre 2.760 pesos y 2.860 pesos.

En su reporte del cuarto mes del año, indicó que en lo corrido del año, el peso colombiano y el peso mexicano han sido las monedas de mayor apreciación en el mundo, con variaciones de 6,9 % y 7,3 % respectivamente. Ese desempeño se atribuye todavía estarían baratas frente a su media histórica, según la medición del Índice de Tasa de Cambio Real.

Uno de los factores que limitaría la depreciación del peso colombiano es un buen comportamiento de las exportaciones en lo que va de 2018, que han hecho que el país sume un nivel alto de divisas.

También lo haría la previsión de que en abril las empresas nacionales podrían monetizar parte de sus reservar en dólares para realizar el pago de la segunda cuota de renta (entre el 10 y 23 de abril).

Agregó que en las últimas semanas la correlación de la tasa de cambio (USDCOP) con variables internacionales como el dólar (DXY) o el precio del petróleo se ha disminuido considerablemente, llevando a que a pesar de las presiones devaluacionistas que han ejercido estos activos, el peso Colombia se haya mantenido fuerte.