Invías inicia millonaria reclamaración contra Isagén

182

El director del Instituto Nacional de Vías (Invías), Carlos Alberto García Montes, solicitó a la oficina asesora jurídica de la entidad iniciar el proceso administrativo correspondiente en contra de Isagén para hacer efectiva la garantía de estabilidad y calidad de las obras de la vía sustitutiva Bucaramanga-Barrancabermeja, sector Capitancitos- Puente de la Paz.

Dicho amparo se constituyó por una cuantía de 44.694 millones de pesos.

El anuncio responde a que, tras tres meses de solicitudes a la empresa, “no ha habido respuesta alguna para dar cumplimiento a los compromisos establecidos en el acta de entrega que hiciera Isagen al Invías en el 2015”, indicó un comunicado.

Mediante esa acta, la empresa de energía se comprometió mantener la transitabilidad del corredor durante 5 años. Plazo que se vence en mayo de 2020.

La vía tiene una longitud de 11,5 kilómetros de los cuales 1,2 km no se han recibido, ya que los trabajos en cuatro puntos críticos no cumplen con las exigencias del Invías.

Además, se identificaron siete puntos más que presentan deficiencias.

Se encontraron problemas de inestabilidad del puente ‘Mata de Cacao’ y fisuras  en el puente ‘Caño Seco’, lo que obligó a restringir el pasó por éste último desde el mes de diciembre.

La vía sustitutiva se construyó en el marco del convenio interadministrativo 077 de 2011 para reemplazar parte de la vía nacional, que se vio afectada por la construcción del embalse de Hidrosogamoso.

Más detalles del convenio

La cláusula segunda, numeral 3, del convenio interadministrativo 077, precisa que “teniendo en cuenta las difíciles condiciones geológicas de la zona por la que discurre la vía existente y que se mantienen en la zona de construcción del tramo de la vía que la sustituirá, Isagén deberá revisar los diseños cuando sea necesario y oportuno, con el fin de garantizar las condiciones de estabilidad de la vía”.

Así mismo, en el numeral 8 de la misma cláusula, se expresa que “Isagén asumirá durante la construcción de la vía sustitutiva los riesgos derivados de los estudios y diseños, la adquisición de predios, la gestión socio-ambiental, el programa de construcción, los sistemas técnicos y tecnológicos empleados en la construcción de obras de superficie y túneles, la calidad de los materiales la ejecución de las obras adicionales y complementarias requeridas para la correcta funcionalidad y operación de la carretera en cumplimiento de las normas y especificaciones del Invías”.

Finalmente, para despejar cualquier interrogante al respecto de la responsabilidad de Isagén, el numeral 9 dice que “adelantará por su cuenta y riesgo los trabajos requeridos para logar una adecuada estabilidad y transitabilidad de la vía sustitutiva por un periodo hasta de cinco años”.