Así avanzan las concesiones de Corficolombiana

321

Corficolombiana clasifica sus concesiones en dos grupos, las que están en plena ejecución (a cargo de Corvioriente y Corvipacífico) y las que no han iniciado construcción (Coviandina y Covimar).

Así lo señaló el presidente de la corporación, Bernardo Noreña Ocampo, durante una teleconferencia.

Sobre la Concesionaria Víal del Pacífico (Covipacífico), confirmó el acta de inicio de construcción y que hace un par de semanas concluyó el tribunal de arbitramento con la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) para definir la fecha: “El camino del proyecto está plenamente despajado”.

Esta sociedad está a cargo de la ejecución del contrato de concesión que incluye la construcción y operación del Proyecto Autopista Conexión Pacífico1, que se desarrollará en el trayecto Bolombolo – Camilo C – Primavera – Ancón Sur, conectando a Medellín con el Valle del Río del Cauca. 

En tanto que la Concesionaria Vial Andina (Coviandina), está a cargo de la concesión que va más adelantada, entre Chirajara y Villavicencio, pues va en un 20 %.  

La Concesionarioa Nueva Vía al Mar (Covimar) sigue esperando trámite de licencia ambiental, “que no esperamos que salga a finales de este año, por tanto, no prevemos inicio de obra en 2018”, mencionó el directivo.

Esta tiene a cargo el proyecto vial Mulaló – Loboguerrero de 31,8 kilómetros, una vía totalmente nueva, que contará con cinco túneles, 48 obras especiales como puentes pontones y viaductos. La obra no solo es para el transporte de carga, sino que buscará convertirse en corredor turístico del Valle del Cauca. 

La Concesionaria Vial del Oriente (Covioriente) atraviesa la controversia sobre el alcance de los diseños en tribunal de arbitramento.

Suscribió el contrato de concesión con la ANI para los estudios y diseños, construcción, rehabilitación, operación y reversión, entre otros, del corredor vial Villavicencio-Yopal.

A marzo, se han desembolsado unos 780 mil millones de pesos de los 2,7 billones previstos para los proyectos.

El Capex previsto es de 7,6 billones de pesos, es decir, se ha reducido por las mejoras de los diseños.

“Las obras tendrán un costo menor del previsto y eso ese refleja en un mejor margen de utilidad de las concesiones”, indicó.

Esperan, además, abrir dos operaciones en el negocio hotelero, en Medellín: Hotel Estelar Square y Hotel La Torre Suites.

Desempeño de sector infraestructura

El vicepresidente de inversiones de Corficolombiana, Gustavo Ramírez, señaló que hay una recuperación de actividad económica, pues ya están empezado a ver los resultados de sus inversiones de infraestructura, especialmente 4G.

Los activos consolidados de infraestructura de la corporación crecieron 16,6 %, por el aumento de las inversiones en las concesiones 4G, hasta 3,9 billones de pesos.

El Ebitda consolidado del sector creció 43,7 %, con el avance de los proyectos especialmente Covipacífico y Coviandina: “En la medida en que vayan avanzando y ejecutando las inversiones, se generarán resultados en las concesiones y en la corporación”, finalizó.

En el sector de energía y gas, observa un crecimiento del volumen transportado de gas transportado por Promigas, de 10 % con respecto al año anterior y un aumento significativo en el número de usuarios.

Los efectos negativos de la evolución de la tasa de cambio, pues los ingresos del transporte están nominados en dólares, fueron compensados por un incremento del volumen.

“Los resultados de Promigas fueron sólidos y esperemos que continúen así en el resto del año”, precisó.

Más resultados al primer trimestre

El sector agroindustria cayó dentro de los resultados al primer trimestre de Corficolombiana, por los efectos de Pizano.

La Superintendencia de Sociedades admitió el 14 de febrero el proceso de liquidación judicial a Pizano, a partir de lo cual se viene surtiendo el trámite previsto en la Ley 1116 (presentación de créditos, avaluadores, entre otros).

Los directivos también mencionaron que las captaciones por fondos interbancarios corresponden fundamentalmente a Corficolombiana y están en línea con el crecimiento del portafolio de renta fija.

Las obligaciones financieras y títulos emitidos, relacionadas con la operación de sus subsidiarias, reflejan principalmente el endeudamiento de Promigas y sus filiales.

La emisión de bonos más reciente fue la de Gases de Occidente en marzo por 300 mil millones de pesos, antecedida de la emisión de Promioriente en enero por 205 mil millones de pesos.

El margen bruto del sector real crece impulsado por el avance en la ejecución de las concesiones, principalmente Coviandina y Covipacífico, la disminución en el valor de los contratos EPC de Covidandina y Covioriente realizado en cuarto trimestre de 2017.

El margen financiero refleja una ganancia por diferencia en relación con el crédito obtenido en Coviroriente, una mejora en el margen de la tesorería y una reducción en el margen de leasing Corficolombiana.

Los gastos administrativos caen principalmente porque en primer trimestre no se registran resultados de Pizano y por una reducción en gastos de honorarios y mantenimiento en infraestructura. Adicionalmente en el cuarto trimestre se registran en ese rubro las provisiones relacionadas con Concesionaria Ruta del Sol (CRDS).

El Ebitda consolidado creció 11,8 % en los tres primeros meses del año, impulsado por el sector de infraestructura (creció 44 %) y mejores resultados en negocio de la tesorería de Corficolombiana. Pasó de 514 mil millones de pesos a 575 mil millones de pesos. 

Las tasas de captaciones de CDTs y cuentas de ahorro bajaron 210 puntos básicos y 320 puntos básicos respectivamente en concordancia con la reducción de las tasas de intervenciones del Banco de la República y de los niveles de inflación.

El sector de hotelería también presenta buenos resultados con un crecimiento de la ocupación. Creció 57 % en el primer trimestre de 2018 frente al 54 % de igual periodo de 2017.