Desempleo en abril de 2018 subió a 9,5 %

149

En abril, la tasa de desempleo nacional se situó en 9,5 %, mencionó el director del Dane, Mauricio Perfetti, un incremento de 0,6 % frente a igual mes del año anterior,  cuando fue de 8,9 %.

La tasa global de participación en el cuarto mes fue de 64,6 % y la tasa de ocupación 58,5 %. En el mismo mes del año anterior estas tasas fueron 65,1% y 59,3%, respectivamente.

Para marzo de este año, la tasa de desempleo fue de 9,4 %. 

En el total de las 13 ciudades y áreas metropolitanas, la tasa de desempleo fue de 10,7%, la tasa global de participación 66,3% y la tasa de ocupación 59,2 %. Para el mismo mes de 2017, estas tasas se ubicaron en 10,7 %, 67,1 % y 59,9 %,
de forma respectiva. 

La tasa de desempleo nacional del trimestre móvil febrero – abril 2018 fue de 9,9 %, para el trimestre móvil febrero – abril 2017 fue de 9,7%.

La tasa global de participación fue de 63,6 % en ese periodo, presentando una disminución de 0,6 puntos porcentuales respecto al mismo periodo de 2017 (64,2 %).

La tasa de ocupación se ubicó en 57,3%, presentando una disminución de 0,7 %, en comparación con el trimestre móvil febrero – abril 2017. 

Cabeceras

En el trimestre móvil febrero – abril 2018, la tasa de desempleo para las cabeceras fue 11,1 % y la tasa global de participación 65,1 %.

Para el trimestre móvil febrero – abril 2017 estas tasas fueron 10,8 % y 65,6 %, respectivamente. La tasa de ocupación se ubicó en 57,9 %, presentando una disminución de 0,6 % respecto al mismo periodo de 2017 (58,5 %).

Por rama de actividades

En el período de estudio, el número de personas ocupadas en el total nacional fue de 22,2 millones.

Las ramas de actividad económica que concentraron el mayor número de ocupados fueron: comercio, hoteles y restaurantes; servicios comunales, sociales y personales y agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca. Estas tres ramas captaron el 63,1 % de la población ocupada.

La rama de mayor crecimiento frente al período febrero – abril 2017, fue otras ramas* (4,6 %) seguida por agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca (2,3 %) y servicios comunales, sociales y personales (1,4 %).

La mayor contribución al crecimiento de la población ocupada se dio en las ramas de agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca; servicios comunales, sociales y personales, estas contribuyeron en conjunto con 0,7 %.